Carod niega que su candidatura sea "anti-española" aunque sí reconoce que "no es española"

Recuerda a las voces contrarias al independentismo que en Europa existen "más estados soberanos, libres e independientes que nunca"

SAN SEBASTIAN, 23 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de Cataluña y dirigente de ERC, Josep Lluis Carod Rovira, rechazó hoy las acusaciones de "anti-española" lanzadas contra la candidatura formada por ERC, BNG, Aralar, Verdes, EA, CHA y Entesa Per Mallorca. "Lo que sí es verdad es que ésta no es una candidatura española. Es una candidatura vasca, catalana y gallega, y que pueden votar todos aquellos españoles ya no de izquierdas, sino los demócratas y liberales que están a favor de la diversidad también a la hora de votar. Todas esas personas van a tener una voz que los defienda sin tapujos en Europa", precisó.

Carod Rovira participó este mediodía en San Sebastián en un mitin organizado por Aralar para pedir el voto para la candidatura Independentistak eta Ezkertiarrak. Un acto en el que además de Carod participaron el cabeza de lista de la coalición Independentistak eta Ezkertiarrak, Inaki Irazabalbeitia; el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta; y la parlamentaria Aintzane Ezenarro. En el mitin estuvieron presentes los miembros de Abertzaleen Batasuna Mertxe Colina y Joseba Garai, este último candidato de la coalición Independentistak eta Ezkertiarrak.

El dirigente catalán señaló que "mucha gente dice que va a votar en estas elecciones a partir de aspectos de política interna y no de política europea, ignorando que en Europa se deciden cosas que son fundamentales para todos".

"En Europa se decide qué es lo que podemos comer y lo que no, y cuál debe ser el idioma a utilizar, cuál es el modelo energético, cuáles son las materias prioritarias en materia de educación y universidades, cómo debemos afrontar la lucha contra el cambio climático, etc. A los que creen que esto quienes mejor lo van a defender son los partidos mayoritarios, están equivocados", manifestó.

Carod Rovira afirmó que quiere tener un estado independiente en Europa. Aunque reconoció que Europa está "más unida que nunca", recordó a las voces contrarias al independentismo que en Europa existen "más estados soberanos, libres e independientes que nunca".

"CINISMO ENORME"

"Todo el mundo quiere construir Europa, pero lo quiere construir desde su casa, desde un estado nacional e independiente. Que los que tienen estado renuncien a tenerlo y entonces nosotros iremos detrás de ellos. Es de un cinismo enorme pedirnos a los que no tenemos estado que no lo tengamos, cuando sólo los que tienen algo pueden renunciar a ello", destacó.

Tras señalar que es "catalán y mediterráneo", Carod indicó que "hay gente que también se siente otras cosas. Y a esta gente no podemos cerrarle la puerta a que se sienta también vasca y catalana".

"Ése es un punto crucial si queremos que aquí exista una mayoría social que avance hacia la independencia. Nos vamos a equivocar si queremos hacer la nación de unos pocos. Porque una nación es la gente, un país son las personas, y no nos importa donde haya nacido la gente, ni que lengua hablan en su casa, ni tampoco nos importa cuales son los apellidos que tiene la gente. La nación debe ser un espacio común en construcción permanente", dijo.

En esta línea, apuntó que el nacionalismo es la "coartada" que utilizan los nacionalistas españoles contra los independentistas, de quienes dijo que no pueden ser nacionalistas porque no tienen ni Estado.

ARALAR

Por su parte, el cabeza de lista de la coalición Independentistak eta Ezkertiarrak, Inaki Irazabalbeitia, destacó que "para parar las políticas neoliberales, las políticas que quieren deshacer el Estado del bienestar, que quieren hacer caer el peso de la crisis en los trabajadores, es hoy más que nunca necesario que la izquierda abertzale, que Aralar, esté en el Parlamento Europeo".

"Sólo la izquierda puede garantizar que los derechos de los trabajadores no sean pasados por la piedra, y sólo la izquierda abertzale, Aralar, puede garantizar la defensan de los intereses de los trabajadores y trabajadoras de Hego Euskal Herria", concluyó.