Círculo.- Montilla pide al Gobierno tratar a las autonomías como Estado

SITGES (BARCELONA), 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, José Montilla, reclamó hoy al Gobierno que trate a las autonomías como Estado, "tratándolas como partícipes necesarios en la gobernación del Estado", y advirtió de que difícilmente se puede pensar en superar la crisis en contra del Estado autonómico, porque la realidad descentralizada ha sido un "incentivo enormemente positivo" para el crecimiento de todos los territorios.

En la conferencia inaugural de la XXV Reunión del Círculo de Economía, que se celebra en Sitges (Barcelona), Montilla replicó así las palabras del ex presidente del Gobierno Felipe González, que la semana pasada opinó que el Estado debería recuperar competencias autonómicas para poder actuar con más efectividad ante la crisis, y pidió armonizar los "reglamentos mil de las autonomías que rompen la unidad de mercado".

Montilla subrayó que los que creen que la descentralización atenta contra la unidad de mercado erigen también al Estatut en símbolo de esta "deriva disfuncional del Estado autonómico". "Ni comparto la opinión ni puedo admitir que el Estatut sea el principal factor distorsionante del funcionamiento fluido del mercado español", señaló.

Tras calificar de "falso" este debate, el presidente catalán aseguró que las posibles disfunciones del Estado autonómico no son una "perversa singularidad de la democracia española", ni tampoco un problema que no se pueda solucionar, porque existen algunos principios que se pueden aplicar para evitarlas.

Entre ellos citó la consideración de las autonomías como Estados, tratándolas como "partícipes necesarios en la gobernación del Estado" y actuando "con plena y recíproca lealtad". Apostó por reconocer la personalidad singular y política de cada territorio, y por respetar la distribución competencial establecida en la Constitución.

También defendió utilizar los mecanismos para coordinar las políticas públicas, ampliándolos y perfeccionándolos para lograr un sistema institucional homologable al de un Estado federal.

Montilla pidió abandonar "nuevas tentaciones fáciles de inercia centralista de un lado y de inhibición de la responsabilidad general del otro", y aseguró que la Generalitat procura actuar siguiendo estos principios. Asimismo, le pidió al Ejecutivo central que los tenga en cuenta en la definición de sus políticas y en la asunción de sus decisiones. "Sólo así estaremos en condiciones de demostrar la reciprocidad positiva que nos exigen los ciudadanos", avisó.

El máximo mandatario catalán abogó por realizar un debate "sereno, riguroso y sin trampas" sobre los mercados, y enumeró los beneficios del actual sistema descentralizado, asegurando que existen mecanismos que, utilizados con lealtad y voluntad política, se están demostrando "útiles" para realizar políticas de Estado, "coordinadas y respetuosas con la distribución competencial".

Indicó que, pese a que haya ejemplos negativos de actuaciones descoordinadas, también existen positivos, y citó la actuación frente a la gripe nueva y a la crisis del sector del automóvil. "Son ejemplos de buenas prácticas de cultura federal, que demuestran que, cuando hay voluntad política y se actúa con lealtad institucional recíproca, el Estado autonómico funciona muy eficazmente", concluyó.