CiU dice que la Ley del Síndic transluce que en España se tortura "claramente"

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

La diputada de CiU en el Parlament Pilar Pifarré reprochó hoy al Síndic de Greuges (defensor del Pueblo catalán), Rafael Ribó, que no compareciera en el inicio del trámite parlamentario de la nueva Ley del Síndic para matizar por qué la ley, en su opinión, da "la sensación de que transluce" que en España se practica "claramente la tortura".

En un pleno específico sobre el Informe del Síndic de Greuges de Catalunya de 2008, Pifarré dijo que de haber acudido al inicio del trámite parlamentario, hubiera podido disipar dudas: "Así hubiera podido matizar la sensación de que transluce la ley de que vivimos en un Estado donde se practica claramente la tortura y los malos tratos".

Esta afirmación provocó la indignación del diputado de ICV-EUiA Salvador Milà, que dijo que Cataluña "no es un país donde se tortura y se maltrata" y lamentó las afirmaciones de Pifarré, a quien retó a acudir a los juzgados.

En declaraciones a los periodistas, Ribó aseguró que "nadie" le convocó para comparecer en el inicio del trámite parlamentario de la ley.

Tras preguntársele sobre ello, afirmó: "Me parece una barbaridad decir que en Catalunya hay sistemáticamente prácticas de tortura". Reconoció que presuntamente existen "algunos casos concretos" de abusos en centros de detención, pero "ni mucho menos sistemáticos".

"Creo que como en toda democracia hay que estar muy atentos para que en ningún centro de detención haya violaciones de derechos", dijo, y subrayó que pidió cámaras en todos los centros de detención, a lo que respondieron los Mossos d'Esquadra, pero no se ha conseguido en los casos de los centros penitenciarios, a quienes insiste para que lo hagan.

La Ley del Síndic le erige en garante de la prevención de los malos tratos y la tortura en Catalunya. Ante el inicio del juicio hoy a cuatro mossos d'Esquadra acusados de maltratar a un detenido en la comisaría de Les Corts de Barcelona en marzo de 2007 --agresión que grabó una videocámara oculta colocada tras varias denuncias--, Ribó dijo que "todo lo que sea esclarecer hechos ayuda a proteger derechos".

Añadió que seguirá insistiendo a las autoridades y responsables de centros de detención en que "los primeros interesados en esclarecer hechos deberían ser ellos", lo que, además, evita que alguien les pueda "desprestigiar".

Eso sí, consideró un "error" que las imágenes de malos tratos se difundieran públicamente, y recordó que la ley dice que sólo el juez y él deben poder tener acceso a ellas.