CiU pide derogar la tercera hora de castellano y cumplir el Estatut, con nueva financiación ya

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El grupo parlamentario de CiU en el Congreso quiere que el Congreso inste al Gobierno a derogar el decreto de 2006 que establecía un mínimo de tres horas de clases de castellano en Cataluña, a cumplir en su integridad y con un calendario concreto el Estatuto catalán y a aprobar ya un nuevo modelo de financiación autonómica con efectos retroactivos desde el 1 de enero de este año.

Así lo avanzaron los portavoces adjuntos de CiU el Congreso, Pere Macías y Josep Sánchez Llibre, en la rueda de prensa que ofrecieron para presentar las 15 propuestas de resolución que su formación va a registrar en el marco del Debate sobre el estado de la Nación y para las que esperan obtener "el apoyo del máximo número de grupos".

Según explicó Macías, con estas propuestas, "que son las de CIU y no van a remolque de nadie", los nacionalistas catalanes buscan que, al menos en su segunda parte, el Debate de política general sea "constructivo" y se superen las "descalificaciones y el mal estilo" que, a su juicio, dominaron ayer el duelo entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy.

Además, los nacionalistas catalanes van a registrar un 'paquete catalán' de resoluciones con las que pretende denunciar los incumplimientos del Estatut por parte del Gobierno y emplazarle a poner fin a esta situación. Así, criticarán lo que han bautizado como el "traspaso virtual y espiritual" de unas Cercanías "sin estaciones, sin trenes y sin vías, al más puro estilo de la feria de Zapatero" y reclamarán otros traspasos relacionados con la Justicia, las becas y la Formación Continua.

AUSTERIDAD EN LA ADMINISTRACIÓN

También en el marco de las infraestructuras, demandarán la participación de la instituciones catalanas en la gestión de los aeropuertos, incluido El Prat para el que piden un consorcio con mayoría catalana, y el impulso de la construcción del Corredor Mediterráneo de ferrocarril.

En este apartado catalán, los nacionalistas someterán también a votación una moción para que el Congreso "reconozca y muestre su absoluto respeto" al modelo educativo vigente en Cataluña e inste al Gobierno a derogar el decreto por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la educación primaria que prevé al menos tres horas de clase impartidas en castellano.

Otra de las resoluciones versará sobre la necesidad de adoptar un Plan de Austeridad y de mejora de la eficacia de la Administración General del Estado y de la financiación de ayuntamientos y corporaciones locales.

MANTENER DEDUCCIONES Y FOMENTAR ALQUILER

El bloque económico de CiU, incluirá propuestas de resolución para incentivar la compra de vehículos, con ayudas económicas en función del tipo de vehículo, que oscilan entre los 12.000 y los 250 euros; propiciar mejorar en la productividad a través de reformas estructurales, como una rebaja del 20 por ciento en la cuotas de la Seguridad Social por dos años, y la creación de un fondo de 100 millones para ayudar a los autónomos con negocios en crisis.

En este contexto, Macias aprovechó para rechazar la supresión de la deducción por compra de vivienda anunciada por el Gobierno que, a su juicio, tendrá una "grave repercusión" en las rentas medias y un "impacto negativo" para la reactivación del sector de la construcción. Por eso, igual que hará el PP, CiU solicitará que estas deducciones se mantengan y que se facilite un parque de vivienda en alquiler a precio accesible, concretamente con precios que oscilen entre 250 y 400 euros.

Entre las propuestas sociales de los nacionalistas catalanes destacan la reforma del sistema de pensiones en el marco del Pacto de Toledo, y de la financiación de la Ley de Dependencia. También defienden impulsar una política integral de apoyo a la familia, así como la modificación de la Ley de Extranjería para, entre otras cosas, que los inmigrantes en paro aprendan catalán, vasco y gallego.