Cospedal afirma que el PP "no hará vídeos de manipulación de la gente" sino que "estará con la gente"

Resalta la importancia de la política europea en lo cotidiano y anima a votar al PP porque sabe "cómo salir de la crisis".

GIJÓN, 22 (EUROPA PRESS)

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó hoy que su partido "no hará vídeos de manipulación de la gente", en referencia a la campaña electoral del PSOE, sino que "estará con la gente" para traer "esperanza" y atender sus "necesidades".

Así lo dijo en su intervención durante un acto de campaña celebrado en Gijón de cara a las elecciones europeas del 7 de junio. De Cospedal resaltó en su discurso la importancia de la política europea en lo cotidiano y animó a los asturianos y al conjunto de los españoles a votar al PP porque sabe "cómo salir de la crisis". "No vamos a dirigir ni a decir a los ciudadanos cómo tienen que pensar, sino a explicar cómo sabemos salir de la crisis", argumentó. El PP plantea así, una campaña "muy pegada al terreno", añadió.

De Cospedal remarcó el compromiso del PP para hacer frente a la crisis y aseguró que "quien defiende a los trabajadores, a los parados y a los pequeños empresarios es el Partido Popular". "Los demás se pueden dejar mucho en discurso pero obras son amores y no buenas razones", incidió criticando las medidas presentadas por el presidente del Gobierno en el Debate sobre el Estado de la Nación.

Para la secretaria general del PP los socialistas españoles y europeos "no tienen ni idea de gobernar". Por ello, pidió a los asturianos que reflexionen "con claridad y serenidad" sobre lo mucho que se juega el 7 de junio para jóvenes y mujeres, para los desempleados y para el desarrollo de los sectores productivos desde la industria a la agricultura.

Asimismo, se preguntó si "de verdad está toda España preocupada por los trajes", en referencia al caso Gürtel, o lo está más "por los cuatro millones de parados". "Esta es la oportunidad de cambiar las cosas para Asturias y para el conjunto del país", aseveró en referencia a los comicios europeos descando que hay que evitar que se pierdan más de 1.000 millones de euros en ayudas europeas como se hizo los últimos años.

"Nosotros también sabemos sonreír pero además sabemos negociar para traer buenas medidas para España y conseguir una Europa fuerte", afirmó recordando que la crisis afecta a toda Europa pero es más dura en España, por lo que reprochó que el Gobierno en vez de "apretarse el cinturón" no haga más que "despilfarrar" y elevar el déficit público. Para De Cospedal, el Gobierno que tiene como objetivo endeudar a los españoles "cada vez más", y remarcó que "las deudas solo se pagan o subiendo los impuestos o bajando las prestaciones de salud educación, pensiones y prestaciones por desempleo".

También habló de los malos resultados académicos y de la necesidad de mejorar la formación en todos los niveles educativos para garantizar que los españoles estén bien preparados y sean competitivos. Al respecto, dijo sentirse afortunada de pertenecer a una generación que pudo compaginar el valor de las cosas bien hechas y el esfuerzo con los valores democráticos.

ABORTO

Además, la secretaria general del PP aprovechó para criticar la decisión del Gobierno de sacar el anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo en fechas próximas a la campaña electoral europea. De Cospedal dijo que Zapatero ha hecho una "campaña de marketing" con la constitución del Ministerio de Igualdad que "se supone que es para las mujeres pero solo se ha dedicado a la Ley del Aborto".

"Es un insulto para las mujeres", aseveró diciendo que el Ministerio de Igualdad debería dedicarse a garantizar que las mujeres "encuentren los mismos puestos y cobren lo mismo que los hombres, y de facilitar la conciliación de la maternidad con el trabajo", y no de decir que las jóvenes de 16 años "pueden abortar sin consentimiento de sus padres". "Es un insulto y una desfachatez, no es modernidad", concluyó.

De Cospedal estuvo precedida por el eurodiputado asturiano y candidato a la reelección en las listas del PP, Salvador Garriga; el presidente del PP de Asturias, Ovidio Blanco; y la presidenta del PP de Gijón, Pilar Fernández Pardo.

Salvador Garriga reiteró que espera una mayoría de centroderecha en el Parlamento Europeo para evitar volver a un política de los años 70 con impuestos elevados, déficit público e intervencionismo y remarcó la trascendencia de la política europea, a la vez que defendió que el PP sabrá proteger y defender los intereses de los ciudadanos. Además, lamentó la situación del puerto de El Musel y criticó la falta de responsabilidades al respecto.

Por su parte, Ovidio Sánchez y Pilar Fernández Pardo valoraron la actuación de María Dolores de Cospedal como secretaria general del PP y apostaron por unos buenos resultados para el partido en estas elecciones porque consideraron que es el único que ofrece salidas y soluciones a la crisis y de cara al futuro.

Sánchez se mostró confiado en las posibilidades del PP y aseguró que se puede hacer "de otra manera", que entiende mejor que la forma de gobernar de los socialistas. Asimismo, Pardo rechazó el gobierno de izquierdas que se mantiene en Gijón desde el inicio de la democracia y que considera tiene paralizada a la ciudad.