Cuba tramita con España el nombramiento de su nuevo embajador en España

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Las autoridades cubanas tramitan con el Gobierno español el nombramiento de su nuevo embajador en España, que sustituirá a Alberto Velazco San José, quien lleva al frente de la legación más de cuatro años y medio, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Desde el Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación se desvincula este relevo del incidente entre agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) destinados en la isla con las autoridades cubanas, lo que motivó la retirada de tres de ellos del país caribeño.

Las fuentes consultadas por Europa Press indicaron que el mandato de Velazco San José estaba próximo a su fin y lo relacionaron con el reciente cambio que se ha producido en la Cancillería cubana, con la sustitución del destituido Felipe Pérez Roque por Bruno Rodríguez.

Aunque no pudieron precisar en qué momento se encuentra la tramitación del nombramiento del nuevo embajador, señalaron que en la mayoría de los países (salvo casos excepcionales como Estados Unidos, donde los embajadores norteamericanos deben someterse a un procedimiento interno de aprobación por el poder legislativo) es el propio embajador que termina su mandato quien presenta ante las autoridades ante las que está acreditado el plácet para su sucesor.

En el lenguaje diplomático, el plácet es la comunicación por parte del Estado receptor del nuevo embajador de que no tiene ningún elemento para oponerse al nombramiento de la persona que se le ha propuesto.

La solicitud de plácet se hace por medio de nota verbal --escrito que supone la forma de comunicación más habitual entre Embajadas-- acompañada de una biografía de la persona propuesta.

Tras la recepción de la solicitud, España suele esperar un periodo de tres semanas hasta dar una respuesta, para dar tiempo a que los servicios correspondientes, como la inteligencia, estudien la idoneidad del candidato.

Después de que el episodio de los agentes del CNI saliera a la luz, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, indicó que ese asunto no tenía "mayor trascendencia" para las relaciones "positivas" y "normales" entre dos "gobiernos y países amigos" como Cuba y España.

Moratinos mantuvo su primera entrevista bilateral con el nuevo canciller cubano, Bruno Rodríguez, el pasado 12 de mayo en Praga, en el marco de una reunión entre la UE y el Grupo de Río.