De la Vega reprocha al PP su falta de apoyo al Gobierno contra la crisis pero que sí apoye a "tesoreros de la prebenda"

Sáenz de Santamaría advierte a la vicepresidenta que los ciudadanos "cambian a los que no saben ni cómo, ni cuándo salir de la crisis"

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reprochó hoy al PP que no apoye al Gobierno contra la crisis y sí apoye a "tesoreros y hechiceros de la prebenda". Esta fue al respuesta de De la Vega a la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, quien reprochó a la vicepresidenta haber asegurado que el Gobierno no sabe ni cómo, ni cuándo se va a salir de la crisis y la advirtió que "los ciudadanos cambian a los gobiernos que nos saben ni cómo ni cuando salir de la crisis".

La portavoz popular recriminó a De la Vega haber realizado esta "aportación personal" a la situación de crisis y consideró que el nuevo Gobierno mantiene las mismas políticas ineficaces y las viejas políticas de siempre".

Según Sáenz de Santamaría, "ha sido cambiar de gobierno y ponerse usted a hablar de economía" y criticó que "a la vista de su última rueda de prensa, que hace las delicias en youtube, está visto que le interesa tanto el tema como los barros de Valencia".

En materia de financiación autonómica, aseguró que los vicepresidentes Chaves y Salgado se pelean por la financiación autonómica "como si Montilla no hubiera dejado claro que el tema lo decide él" y los 24 diputados del PSC.

En opinión de Soraya Sáenz "esto es poco serio" como lo es, dijo que el ministro de Trabajo y el Gobernador del Banco de España se peleen por el futuro de las pensiones y que la policía sea "tema de debate" entre Interior y la Fiscalía General del Estado.

Tras esta exposición, la portavoz popular preguntó de De la Vega si creía que este Gobierno, el viejo y el nuevo es capaz de generar confianza entre los ciudadanos.

"Claro que lo creo", respondió la vicepresidenta, convencida, según dijo, de que "los españoles confían en nosotros porque estamos afrontando la situación desde la responsabilidad y el rigor".

Recordó que el Ejecutivo ha adoptado medidas para acabar con la crisis "lo antes posible", favoreciendo el crédito y adoptado medidas para frenar la destrucción de empleo y que el crecimiento llegue antes. Todo ello, señaló, "a pesar de ustedes", en referencia a los populares.

"Los ciudadanos distinguen entre quién trabaja bien y quien se dedica todos los días a lanzar vaticinios, presagios y cábalas", remachó.

DE LA VEGA: LA MAS DERROTISTA

Soraya Sáenz recriminó de nuevo a De la Vega haber sido "la más derrotista" el miércoles pasado. "Si usted no confía en tener la solución contra la crisis, cómo confía en que los ciudadanos confíen en ello", exclamó y añadió que "decir que no sabe ni cómo ni cuando se va a salir de la crisis es asumir su derrota".

La dirigente popular señaló que el PP tiene "fórmulas y soluciones" para sacar a España de la crisis por que "lo hicimos una vez y sabemos cómo volver a hacerlo".

Ante las preguntas de la bancada socialista de "cómo" lo van a hacer, respondió: "allá voy, no se apuren" y relató las recetas del PP, entre otras, más competitividad y menos impuestos, no más altos cargos, reformas estructurales, más competitividad, asegurar el futuro de las pensiones con propuestas concretas, educación de calidad y medidas para crear empleo".

Sáenz de Santamaría concluyó asegurando que "las crisis ni quitan, ni ponen gobiernos, pero los ciudadanos cambian a los gobiernos que nos saben ni cómo ni cuando salir de la crisis".

EL PP: APOSTOLES DEL APOCALIPSIS

De la Vega reprochó a la portavoz popular hablar sin saber exactamente lo que había dicho porque no estuvo el pasado miércoles en el lugar donde había realizado las declaraciones. "Usted no estuvo allí sino abría escuchado lo que yo dije", exclamó y añadió que "parece que se han convertido en apóstoles del apocalipsis".

La vicepresidenta explicó que el Gobierno trabaja con el sector financiero, con los sindicatos, los empresarios, "con todos menos con ustedes". "Ustedes van por libre, hoy un plan, mañana otro y contradictorio con el anterior", señaló para criticar que "arrimar el hombro, nada de nada".

"Una vez más se pone de manifiesto de que el mono de trabajo para la derecha de toda la vida no les sienta demasiado bien", exclamó y añadió que "da igual, porque vamos a salir de la crisis sin minorar la protección social, sin disminuir derechos de los trabajadores y más fortalecidos".

Añadió también que "no va a hacer mella el que no estén apoyando" y advirtió a los populares que "pueden seguir poniéndose nigromantes, echando de todo a su marmita de oposición electoralista, pueden seguir apoyando a los tesoreros y hechiceros de la prebenda, sigan jugando con la bola de cristal y echando las cartas que los ciudadanos se las van a poner boca arriba".