Debate (17).- Llamazares tiende su mano a Zapatero para girar a la izquierda y rechaza los "regalos" fiscales

Herrera (ICV) coincide en el ofrecimiento y le pide política "de realidades, compromiso ambiental, y que cumpla con Cataluña"

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, tendió hoy su mano al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para girar a la izquierda, al tiempo que rechazó las medidas anunciadas por éste esta mañana, sobre todo los "regalos" fiscales.

"Esperábamos que Zapatero hiciese una propuesta de giro a la izquierda. No ha sido así. Nuestra mano está tendida para una propuesta de giro a la izquierda, porque es muy importante una mayoría parlamentaria de izquierdas, y que es requisito indispensable para un acuerdo social que responda a los intereses de los trabajadores y los ciudadanos", destacó Llamazares durante su intervención en el Debate sobre el estado de la Nación.

Llamazares explicó que IU esperaba de este debate que Zapatero supiese trasladar a la ciudadanía "esperanza, expectativas y cambios", pero lamentó que se haya visto que el debate ha estado volcado en un "bipartidismo estéril, de reproche, que ve las cosas en la primavera o en la glaciación, pero que no permite ver la realidad".

Criticó que Zapatero se haya situado en el centro de la realidad para "evadirse, primero del pasado, y da la impresión de que en los últimos cinco años no ha gobernado él". "Y solamente han adoptado una Ley del Suelo en la legislatura anterior, que se negaron a una ley que tuviera que ver con las hipotecas y sólo lo hicieron al final y de forma débil", recordó.

Asimismo, señaló que las deducciones que propone el Gobierno vienen siendo un planteamiento de la izquierda parlamentaria que los socialistas han rechazado por "temor a desinflar el sector de la vivienda". "Pero hoy sus medidas son tardías. Además de no reconocerse en su propia gestión ha eludido la realidad del necesario cambio de modelo de desarrollo", agregó.

Llamazares aseguró que Zapatero no dio hoy respuesta en el Debate a la crisis y la recesión, y lamentó que éste "escapara" hacia el modelo de desarrollo. Según dijo, Zapatero pretendía "eludir" el Plan E, porque debería haber explicado cual es el balance de su gestión, y "no ha habido una palabra sobre esto".

MÁS INVERSIÓN PÚBLICA

Censuró que el Fondo Bancario no ha logrado sus objetivos y no ha llegado a la pequeña y mediana empresa, por lo que consideró que "debería reorientarse hacia la inversión pública". Criticó que el Gobierno haya hecho de los "regalos fiscales" uno de sus instrumentos de su política económica a pesar de ser "regresivo".

"Así se empecina en nuevos recortes fiscales y nuevos regalos y cheques. Es más útil un euro de inversión directa que un euro regalado o deducido, que en muchas ocasiones no se orienta al consumo, sino al ahorro. No le acompañamos en las rebajas fiscales", recalcó.

En políticas sociales, explicó que IU está convencida de que España no es fuerte, sino "frágil, como se ha demostrado en protección al desempleo". A su juicio, esta es una "emergencia" que Zapatero "debería haber respondido ampliando la protección y creando un fondo de inclusión con las CCAA".

"La causa de fondo de la crisis es la política neoliberal y las graves desigualdades que ha provocado. Para salir de la crisis, por tanto, no son buenas las medidas que propone el Gobierno, sino que es preciso un cambio de izquierdas, proteger a los más débiles -en desempleo, evitando desahucios, defendiendo la política social y de pensiones-", planteó Llamazares.

Además, estimó "imprescindible relanzar la iniciativa pública para salir de la crisis desde un punto de vista social, con fiscalidad progresiva, Banca Pública". Añadió que "es necesario cambiar el modelo, pero antes de proponer un fondo para el futuro", afirmó que Zapatero debe cumplir con los compromisos medioambientales incumplidos.

ICV PIDE PROTEGER A LOS MÁS DÉBILES

Por su parte, el portavoz de ICV, Joan Herrera, reclamó al presidente una política que gire a la izquierda, "no hecha de gestos y guiños, sino de realidades, con compromiso ambiental y cumpliendo con Cataluña en aspectos como la financiación, las transferencias o las Cercanías". Herrera tendió la mano a Zapatero pero le avisó de que el pacto, "aunque posible", no podrá ser con "más políticas de cheques y poniendo el acento en la desgravación fiscal". "Le tendemos la mano pero sabiendo que los pactos con ustedes son normalmente incumplidos", subrayó.

Asimismo, afirmó que si el Gobierno aborda reformas fiscales tiene que hacerlo incrementando los impuestos a quienes más tienes, al tiempo que recalcó que "no se puede ser débil con los bancos y fuerte con los desahuciados", por lo que apuntó que si quiere un Gobierno de izquierdas, "no se puede por ley embargar el salario que garantice la vida de las personas". Añadió que "no basta con decir 'no' a la CEOE, sino que hay que decir 'sí' a propuestas que protejan a los más débiles".

Herrera pidió a Zapatero que garantice unos ingresos mínimos de 600 euros a quienes han agotado la prestación por desempleo; que tome medidas eficaces para asegurar el derecho a la vivienda, por ejemplo elevando el listón de los ingresos inembargables; y propuso un nuevo tramo en el IRPF con un tipo marginal del 50 por ciento para rentas superiores a los 6.000 euros al mes.

En esta línea, reclamó el cierre de la central nuclear de Garoña, el cumplimiento de un nuevo sistema de financiación, la cancelación del Fondo para la Adquisición de Activos Financieros destinando el sobrante a inversión pública y creación de empleo. Terminó también criticando los resultados del Fondo Estatal de Inversión Local por haber dado trabajo a menos de la mitad (260.000) de las personas previstas (600.000).

((HABRÁ AMPLIACIÓN))