Debate (20).- Zapatero replica a Rosa Díez que el centralismo es lo que "más desigualdad" ha provocado en España

La portavoz de UPyD vincula la crisis con la "fragmentación" del país y Zapatero insiste en que "lo peor ha pasado"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, replicó hoy a la diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, que el centralismo es lo que más desigualdad social ha provocado en España. Además, insistió en que "a día de hoy" puede afirmar que "lo peor de la crisis ha pasado".

Zapatero se defendía así durante el Debate sobre el estado de la Nación de las acusaciones de Díez, quien puso de relieve que "buena parte" de los males que en la actualidad aquejan al país son consecuencia del proceso de "fragmentación" del Estado al que, a su juicio, ha conducido la "nefasta" política aplicada por el Gobierno socialista.

Una política que, argumentó, ha convertido al Ejecutivo en "un mero coordinador" de las comunidades autónomas y que ha provocado un retroceso desde la perspectiva de la igualdad, la cohesión social y territorial, la extensión de derechos y la solidaridad.

A este respecto, el presidente dijo no compartir las consideraciones de la líder de UPyD sobre la relación entre la crisis económica y el modelo autonómico, ni tampoco la que hizo entre la desigualdad entre comunidades autónomas y el modelo autonómico. A su juicio, el centralismo es "lo que más desigualdad social ha provocado".

ACORTAMIENTO DE LAS DISTANCIAS ENTRE CCAA

Además, Zapatero quiso dejar claro que precisamente el Estado de las Autonomías es el que ha permitido "un acortamiento" de las distancias por renta per capita entre las regiones, al tiempo que apuntó que no se debe confundir la igualdad con la uniformidad.

Sin embargo, en su réplica, Rosa Díez le rebatió que ni el centralismo ni la autonomía garantizan la igualdad, sino las políticas redistributivas. "La igualdad no está garantizada ni por el Gobierno central ni por los ejecutivos autonómicos, sino por las leyes redistributivas", sostuvo.

Sobre la crisis económica, Zapatero criticó que la líder de UPyD le afeara haber asegurado que "la crisis había tocado fondo" y que considerara esa afirmación como "puro voluntarismo, pura retórica hueca y puro marketing".

Frente a estas palabras, el presidente del Gobierno señaló que "siempre" ha tratado de afrontar los problemas "con confianza y determinación", lo que, según destacó, puede tener su origen en la confianza que confesó tener en el país y en el proyecto político que representa.

"SÍ ME HE EQUIVOCADO EN LAS PREVISIONES"

Y aunque admitió haberse equivocado en ocasiones en las previsiones económicas realizadas desde el inicio de la crisis --"sí me equivoco y no tengo inconveniente en reconocerlo", dijo--, Zapatero se mostró seguro de que España va a vencer la crisis y que se saldrá de ella con un modelo económico "más fortalecido".

Aunque aseguró que trabajará para que "se equivoquen" las previsiones que sitúan la recuperación de España en un escenario "más tardío", Zapatero insistió en que "a día de hoy" los datos que maneja el Gobierno apuntan a que es probable que "lo peor de la crisis haya pasado". Eso sí, agregó que nadie puede garantizar que en diciembre se mantenga esa tendencia.

Frente a esto, la líder de UPyD recriminó a Zapatero que haga una políticas destinada a mantener "cautivos" a más de cuatro millones de parados, lo que, a su juicio, supone "una falta de ambición de país", por lo que volvió a pedir que convoque un Pacto de Estado con los partidos políticos y con los agentes económicos y sociales para hacer "un diagnóstico común" que permita enfrentarnos a la crisis o, de lo contrario, convoque elecciones.

PACTO O ELECCIONES

"Si no es capaz de gobernar, déjenos a los españoles decidir quién nos gobierna", enfatizó la diputada de UPyD, quien reprobó que al presidente del Gobierno le importe "mucho más" los votos que los puestos de trabajo.

Entre otras cosas, le reclamó que no prorrogue el próximo año la deducción de los 400 euros en el IRPF y destine los 6.000 millones de euros resultantes a ofrecer a los investigadores que trabajan en el extranjero un contrato de al menos cinco años poniendo en marcha un programa de Ciencia y Tecnología en el sector público y privado. Díez apostó por la inversión en educación e investigación para cambiar el modelo económico porque, a su juicio, ésa es la salida "progresista" a la crisis.

Zapatero criticó el afán "de descalificación política" que dijo apreciar tras las palabras de Díez, a quien replicó que el desempleo es "la primera preocupación" de su Gobierno. "¿Cómo no va a ser nuestra gran prioridad? --se preguntó-- Por un mínimo sentido estético, decir eso es bastante incomprensible".

El jefe del Ejecutivo también defendió que la ambición de país de la que le acusa Díez no es "retórica", sino medidas concretas como las que presentó ayer durante la primera jornada del Debate sobre el Estado de la Nación.

Sobre "el diagnóstico común" que reclama la diputada vasca para hacer frente a la actual coyuntura económica, Zapatero respondió que se han celebrado diversos debates en el Congreso de los Diputados sobre la evolución de la crisis en los que se han hecho diagnósticos, se ha dialogado sobre el sistema financiero y el cambio de modelo productivo y se han llegado a acuerdos en un número "elevado" de medidas".