Demjanjuk llega a Alemania, donde deberá responder de la muerte de 29.000 judíos

MUNICH, 12 (Reuters/EP)

El presunto guardia de un campo de concentración nazi John Demjanjuk, finalmente deportado ayer desde Estados Unidos, acaba de llegar a Alemania, donde deberá aclarar su responsabilidad en la muerte de 29.000 judíos en 1943. La deportación se produjo después de semanas de litigios, recursos y reclamaciones para evitar la partida del anciano, de 89 años de edad.

Un reportero de Reuters fue testigo del aterrizaje de su avión, que fue rodeado por automóviles de la Policía y por ambulancias. Las autoridades no han confirmado de momento la llegada de Demjanjuk. El vuelo que lo trasladó desde Cleveland hasta Munich partió a las 7:13 hora local (00:13 hora peninsular en España).

Tras el traslado de Demjanjuk a Alemania, el procesamiento del que se considera uno de los criminales de guerra más buscados en el mundo depende en buena parte de su estado de salud y de que se determine si reúne las condiciones para ser juzgado. El detenido, de origen ucraniano y nacionalizado estadounidense, ha luchado desde hace meses por impedir su deportación, pero los tribunales norteamericanos decidieron finalmente rechazar sus argumentos.

Demjanjuk siempre ha negado su participación en el Holocausto. El hijo del acusado reiteró ayer que, con su padre dentro o fuera de Estados Unidos, los recursos judiciales proseguirán para demostrar su inocencia. La familia alegó problemas de salud para evitar la deportación de Demjanjuk, ya que anticipó que se trataría de una forma de tortura. El presunto guardia de un campo de concentración en Polonia sufre problemas espinales, fallo renal, anemia y su delicado estado de salud precisaba y precisa de atención continua, especialmente durante el trayecto a Alemania.