El cabeza de lista de UPyD confía en triplicar resultados, como en gallegas y vascas, y lograr el millón de votos

ALICANTE, 7 (EUROPA PRESS)

El cabeza de lista por UPyD a las elecciones europeas, Francisco Sosa Wagner, confió hoy en repetir el día 7 de junio los resultados obtenidos por esta formación en las recientes elecciones vascas y gallegas, en las que UPyD consiguió triplicar su número de votos, y calculó que si esa proporción se da en todo el país en las elecciones europeas, podrían alcanzar el millón de votos.

Durante su visita hoy a la ciudad de Alicante para participar en una charla coloquio en la Universidad de Alicante, Francisco Sosa Wagner animó al electorado a participar en los comicios del día 7, y a romper el bipartidismo existente en España con el PSOE y el PP.

El número 1 de UPyD además hizo hincapié en que los ciudadanos deben tener en cuenta que "las instituciones europeas se ocupan de cuestiones que les afectan a diario", y en la actualidad, "el 70 por ciento de las medidas que se aprueban en los Parlamentos españoles son traducciones al castellano de medidas acordadas por la Unión Europea".

En su opinión, "es un contrasentido ir a votar con entusiasmo a las elecciones generales, y luego retraerse en las elecciones europeas, porque las decisiones sobre asuntos capitales, que le afectan a su vida diaria, están hoy en las instituciones europeas y ya no en las instituciones nacionales", insistió.

Francisco Sosa Wagner se declaró "completamente europeísta" y recordó que "hoy día, el proceso de la instancia europea es ir absorbiendo cada vez más competencias", lo que va restando competencias de las Cortes Generales o de los parlamentos autonómicos de los estados miembros.

Frente a esta tendencia de restar soberanía a los estados, que según dijo, "es bueno para los que son europeístas", en España las distintas comunidades autónomas se han "dedicado a reformar estatutos de autonomía, sin pararse a pensar en el modelo de Estado que se estaba construyendo, ni tampoco si se estaban, o no, haciendo bien las cosas".

Al respecto, consideró que "hay ámbitos en los que es evidente que las cosas no se han hecho bien, y uno de ellos es justamente el urbanismo, porque, de lo contrario la Comunitat Valenciana no hubiera recibido la bronca del parlamento europeo".

De igual modo, se mostró partidario de que la Unión Europea asuma la regulación de competencias capitales, como el agua y las infraestructuras y comunicaciones, con el fin de que estos ámbitos "estén impregnados de europeismo".