El Consejo de Europa desatasca la reforma del Tribunal Europeo de DDHH con una propuesta española

Su eficacia dependerá de que los países que generan mayor número de demandas se adhieran a la nueva fórmula

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Los 47 Estados miembros del Consejo de Europa han conseguido desatascar hoy la reforma de su institución estrella, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos -bloqueada hasta la fecha por Rusia-- al alcanzar un acuerdo sobre una propuesta española que consiste en aplicar los cambios sobre el funcionamiento de la Corte sólo para las demandas procedentes de los países que acepten acogerse a esta fórmula.

El órgano de decisión del Consejo de Europa -el Comité de Ministros, presidido por España desde noviembre y que hoy se ha reunido en Madrid-- ha aprobado un acuerdo por el que será posible aplicar algunas de las novedades que se habían presentado para mejorar el funcionamiento del Tribunal y que estaban contenidas en un protocolo (el 14) del Convenio Europeo de Derechos Humanos al que se oponía Rusia.

Tras constatar que Rusia no tenía previsto ratificar este protocolo, lo que impedía que las reformas pudieran entrar en vigor, la presidencia española trabajó en una formula alternativa, que finalmente ha salido adelante y que no impide que el protocolo 14 pueda entrar algún día en vigor, si Moscú cambia de parecer.

Los Estados miembros tendrán ahora la posibilidad de decidir que algunas de las disposiciones del protocolo 14 se apliquen para las demandas que presenten sus ciudadanos. En concreto, tendrán en su mano aceptar que se reduzca de tres a uno el número de jueces que estudian si las demandas presentadas no son inadmisibles y, posteriormente, que se limite de siete a tres los magistrados que formulan una sentencia sobre los casos que hayan sido admitidos a trámite.

El jefe de la Diplomacia española, Miguel Angel Moratinos, que hoy ha pasado el testigo de la presidencia del Comité de Ministros a su colega esloveno, Samuel Zbogar, calificó el acuerdo sobre la propuesta española de "un gran paso adelante" para superar el estancamiento en la reforma del Tribunal. En su opinión, la aplicación del denominado Protocolo 14 bis "agilizará" el trabajo de la Corte, "garantizará su eficacia" y "rejuvenecerá" esta institución.

Que esta fórmula realmente contribuya a agilizar el trabajo del tribunal, con 100.000 demandas pendientes, dependerá de que los países que generan un mayor número de casos se adhieran a ella, lo que podrá comprobarse a partir del 27 de mayo, momento en el que se abrirá el proceso de firma del Protocolo 14 bis por parte de los 47 Estados miembros.

La mitad de los casos que llegan al tribunal proceden de Rusia (la mayoría de las denuncias parte de ciudadanos chechenos), Turquía y Ucrania. Dentro de la UE, los países que acumulan un mayor número de demandas son Polonia, Rumanía y Bulgaria, según funcionarios del tribunal.

La mejora del Tribunal, que garantiza a 800 millones de europeos el derecho a un último recurso, fue el objetivo número uno que se marcó la presidencia española del Comité de Ministros del Consejo de Europa, que hoy ha tocado a su fin.

El Consejo de Europa es una institución paneuropea creada en 1949, que hoy reúne a 47 Estados miembros y que no guarda relación alguna con las instituciones de la Unión Europea, aunque coopera con ellas.