El diputado del PSOE que viajó a El Aaiún dice que lo hizo a título personal y sin más compañeros de partido

Defiende que Argelia y el Frente Polisario presenten sus enmiendas al plan marroquí de autonomía, que define como "buen punto de partida"

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El diputado del PSOE por Almería Juan Callejón Baena, que defendió este fin de semana en El Aaiún (Sáhara Occidental) el plan marroquí de autonomía para la ex colonia española como la base para una solución, ha afirmado hoy a Europa Press que ese viaje lo hizo "a título personal" y no en representación del partido.

También ha precisado que él no encabezaba ninguna delegación española, que no viajaba con él ningún otro cargo del partido y que no avisó a la Embajada española de su presencia primero en Rabat y luego en El Aaiún, invitado por la Asociación Saharaui para el Desarrollo, la Solidaridad y el Diálogo, con sede en Sevilla, que integró en el mismo desplazamiento a representantes de la Cámara de Comercio e Industria de Almería y otros agentes económicos.

Según la agencia oficial de noticias marroquí, MAP, Callejón defendió durante su estancia en Marruecos y el Sáhara Occidental que "es posible alcanzar una solución apoyándose en el proyecto de autonomía propuesto por Marruecos", al tiempo que instó a Argelia y el Frente Polisario a dialogar con Marruecos "alejados de una posición fijada de antemano".

Callejón, que no desmintió la veracidad de estas declaraciones, indicó a Europa Press que él es partidario de que Argelia y el Frente Polisario añadan sus propuestas o enmiendas a la "base" que constituye el plan marroquí de autonomía, que calificó de "avance" con respecto a la posición que mantenía Rabat hace años y de "buen punto de partida".

Esta posición está en línea con las recomendaciones incluidas en un informe del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, poco antes de la segunda ronda de conversaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario en agosto de 2007.

Ban Ki Moon propuso que el Polisario dejara para un momento posterior la cuestión del estatus final del Sáhara Occidental (es decir, la cuestión de la independencia) y se centrara en "enmendar" el plan marroquí de autonomía.

Tras la difusión por unas horas de ese documento, la ONU lo retiró aludiendo a las "reservas manifestadas por las partes" y volvió a difundirlo días después eliminando el apartado de las recomendaciones.

VISITAS ANTERIORES DE DIPUTADOS Y SENADORES

Callejón, que fue informado de la posibilidad de realizar este viaje por otra diputada de su grupo que es miembro de la Comisión de Exteriores, Fátima Aburto, señaló por otro lado que no ha sido el único diputado que ha visitado el Sáhara Occidental desde que España se retiró del territorio hace 34 años, aunque rehusó revelar nombres. Una delegación del Senado sí visitó El Aaiún y otras localidades del territorio en mayo de 2007.

El diputado socialista, que estuvo primero en Rabat el día 15, se entrevistó con el secretario general del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Youssef Amrani. Al término del encuentro y en declaraciones a la prensa, instó a "Argelia y al Frente Polisario a que dialoguen tranquilamente alejados de cualquier posición fijada de antemano con el fin de alcanzar una solución satisfactoria para todos", según recoge la MAP.

Sobre la disposición de Marruecos a continuar con las conversaciones con Argel y el Polisario auspiciadas por la ONU, señaló que "reafirma el carácter positivo no sólo de la actitud de Marruecos sino también de su proyecto" de autonomía para el Sáhara Occidental, siempre según la agencia.

La delegación española se desplazó el sábado a El Aaiún, donde se entrevistó con el director del Centro Regional de Inversiones, Hassana Maelainine, quien le informó de las oportunidades que ofrece el territorio, especialmente en los sectores de la pesca, el turismo, la educación y la formación profesional, entre otros.

En concreto, les presentó varios grandes proyectos que tiene programados el Centro, como la creación de una ciudad turística en Tarfaya o la construcción de un parque eólico.

Callejón tuvo otro encuentro con los medios de comunicación en El Aaiún. En esta ocasión, y en alusión al contencioso del Sáhara, consideró que "es posible alcanzar una solución apoyándose en el proyecto de autonomía propuesto por Marruecos".

El Gobierno español y otros representantes socialistas han saludado en varias ocasiones la iniciativa de Rabat, que acepta la celebración de un referéndum en la zona pero sólo sobre la aceptación de un Estatuto de Autonomía, lo que excluye la opción de la independencia, justo a lo que se opone el Polisario.

Sin llegar al apoyo tan explícito de Estados Unidos o Francia a las tesis de Marruecos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró en marzo de 2007 que el plan marroquí, al poco tiempo de ser presentado, podía servir de "cauce" para el inicio de un diálogo directo entre las partes en el marco de Naciones Unidas.

Semanas después, la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, señaló que la concesión de "una autonomía plena (para el Sáhara) podría ser una solución, pero hace falta que estén de acuerdo los saharauis".

En la última Reunión de Alto Nivel (cumbre bilateral) entre Marruecos y España celebrada en enero pasado en Madrid, Zapatero fue más prudente y defendió como solución al conflicto del Sáhara Occidental un "acuerdo entre las partes auspiciado por Naciones Unidas" y en el que cada una de las partes tendrá que demostrar "capacidad de ceder posiciones".