El Gobierno australiano evita hacer declaraciones sobre el presunto retraso de su plan para reducir emisiones

SYDNEY, 4 (Reuters/EP)

La oficina del primer ministro australiano, Kevin Rudd, evitó hacer declaraciones respecto a las informaciones publicadas por la cadena ABC en las que fuentes anónimas del Gobierno aseguraban que el Ejecutivo anunciará hoy un retraso del plan para la compra-venta de emisiones de CO2.

De acuerdo con las informaciones proporcionadas por ABC, las autoridades prevén retrasar al menos un año --hasta mediados de 2011-- este plan, que tiene como objetivo reducir entre un cinco y un 20 por ciento las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera para 2020.

Rudd y su Gobierno han sufrido críticas desde el sector de la industria y de la oposición por su plan para reducir la emisión de gases contaminantes. Sus detractores aseguran que supondrá un enorme coste para la maltrecha economía australiana y que provocará mayores recortes de empleo.