El Gobierno, dispuesto a cofinanciar ayudas a la producción agraria canaria, pero aclara que la UE no lo ha aprobado aún

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, expresó hoy la disposición del Gobierno a cofinanciar ayudas adicionales a la producción y comercialización agraria de las Islas Canarias, pero aclaró que la Unión Europea no lo ha aprobado todavía formalmente y que es necesario esperar a esta autorización.

Espinosa respondía así a una pregunta sobre este asunto del senador de Coalición Canaria Narvay Quintero, durante la sesión de control al Gobierno de esta tarde en la Cámara Alta.

La modificación del Programa Comunitario de apoyo a las producciones agrarias de Canarias para 2009 ha sido aprobado por el Comité de Gestión de Organización Común de Mercado (OCM) Única y, como solicitó el Archipiélago, permite la aplicación de una financiación adicional.

Según el senador, esta cantidad será de 46,5 millones de euros y cuenta con la autorización ya de la Unión Europea. Ayudará a la comercialización de la producción canaria del tomate, de productos hortofrutícolas, de flores y plantas, al sector vitivinícola y a la ganadería, añadió Quintero, que preguntó a la ministra por la intención del Gobierno para cofinanciar este capítulo, en colaboración con el Gobierno de Canarias.

Espinosa le aseguró que el Gobierno tiene la "mejor disponibilidad" a apoyar la producción agraria canaria por su interés también para el conjunto del país, pero quiso aclara que la Unión Europea no ha dado todavía su autorización definitiva. Existe un "acuerdo técnico", aseguró, "pero es preciso que la UE lo apruebe formalmente".

Además, la ministra aseguró que, aunque las cifras no son definitivas, las estimaciones de su Ministerio es que esas ayudas adicionales ascenderán a 54 millones de euros, que serán pagados entre el Estado y el Gobierno autonómico y se que se sumarán a los más de 250 millones comunitarios aprobados para este programa comunitario.

Para aprobar la parte del pago que le corresponde al Estado, Elena Espinosa expuso que se debe garantizar que el dinero servirá para mejorar la competitividad y viabilidad de las producciones que se apoyen y, además, evitar la creación de "agravios comparativos con otras regiones productoras peninsulares", con las que pueden competir en los mercados.