ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

El Gobierno ha pedido la ampliación de la plataforma al oeste de Canarias para tener derecho de soberanía y explotación

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que el Gobierno presentó una nota verbal ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU, relativa a la ampliación de la plataforma continental en el oeste de las islas Canarias, para que España tenga la totalidad de los derechos de "soberanía a los efectos de la exploración y explotación de sus recursos naturales".

Zapatero respondió así a una pregunta parlamentaria del senador del Grupo Mixto Alfredo Belda, sobre los motivos por los que el Gobierno presentará una nota verbal ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU, relativa a la ampliación de la plataforma continental en el oeste de las islas Canarias.

"El 8 de mayo el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, informó al Consejo de Ministros de la presentación de esta nota verbal, que se hizo efectiva el 13 de mayo de 2009, justo cuando finalizaba el plazo máximo de diez años desde la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar para reclamarlo", explicó el presidente.

Según resaltó, se trata de un "paso preliminar para lograr ampliar la plataforma continental y con ella los derechos de España sobre ella". Agregó que esta es la finalidad y la razón de la nota verbal, "asumir todos los derechos propios del régimen de la plataforma continental definidos en la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar".

"España tendría la totalidad de los derechos de soberanía a los efectos de la exploración y explotación de sus recursos naturales, una extensión de los derechos de España que no modifica el régimen del resto de los espacios marinos sometidos a la soberanía o jurisdicción española, especialmente la aplicable a la pesca, que seguirá siendo la misma", señaló.

Se trataría, por tanto, de conseguir "más derechos de soberanía en su conjunto para los españoles, especialmente los canarios, soberanía y jurisdicción en una extensión de unos 206.000 kilómetros cuadrados". Aseguró que con esto se garantizan los derechos de España y sus ciudadanos, se hace en "colaboración con Portugal", y esperó que los canarios "en especial puedan aprovechar los beneficios resultantes".

Zapatero puntualizó que se trata de una iniciativa "coordinada" con los vecinos portugueses, puesto que Portugal y España no han concretado la delimitación de la plataforma entre ambos países, pero destacó que "lo que podía ser motivo de fricción se ha convertido en ámbito de colaboración, pues se ya llegado a un acuerdo con el país vecino para declarar la compatibilidad de nuestra presentación con una potencial a favor de Madeira".

En este sentido, afirmó que este "entendimiento mutuo establece que ninguna de las dos presentaciones perjudicará la ulterior delimitación lateral entre las plataformas continentales ampliadas de ambos estados en la zona de Madeira y Canarias".

POR QUÉ SÓLO HACIA EL OESTE

El senador Belda recordó al presidente que Canarias ejerce sus competencias en las islas y también en los espacios marítimos, "tal y como reconoce la jurisprudencia del TC". Además, preguntó por qué aún no se ha delimitado la zona exclusiva de Canarias hacia el norte con Portugal y el este con la costa africana.

Por eso, reclamó saber cuando se va a realizar esta delimitación completa de la zona económica exclusiva de Canarias de todas las aguas que rodean al archipiélago. "Para qué ampliar hacia el oeste si no están delimitados los espacios marítimos hacia norte y este. El Gobierno, al igual que en otras muchas cosas, en este tema no va a hacer nada de nada", dijo Belda.

Ante estas afirmaciones, Zapatero quiso dejar claro que la presentación de la nota "no incide en la distribución de interna de competencias entre Estado y CCAA", y agregó que se trata de una iniciativa para ampliar los derechos de España a una nueva extensión de las aguas atlánticas, lo cual amplía "las competencias de Estado y CCAA".

"La decisión no afecta a la distribución interna de competencias, que continúa regida por los preceptos constitucionales y estatutarios, como tampoco a la aplicación a Canarias del Estatuto Archipielágico previsto en la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar de 1982", recalcó.

Para Zapatero, la actuación del Gobierno "no tiene otra finalidad que ampliar los derechos de soberanía", y consideró que en este objetivo deberán estar de acuerdo todos los grupos parlamentarios. En su opinión, además, "cualquier preocupación competencial que resulte ajena a esta iniciativa deberá discutirse y en su caso aprobarse en el marco de la reforma del Estatuto de Autonomía".

Por último, resaltó que el Gobierno tiene "voluntad de compartir" con Canarias lo que representa esta iniciativa y "todo aquello que afecte al tema de las aguas, del dominio, y de la tarea compartida que en esta cuestión deben tener el Gobierno central y el autonómico".