El Gobierno turco descarta el ataque terrorista como móvil de la masacre en una boda en el suroeste del país

ESTAMBUL (TURQUÍA), 5 (Reuters/EP)

El ministro del Interior turco, Besir Atalay, descartó hoy la posibilidad de que un atentado terrorista haya sido el móvil del sangriento ataque contra los invitados de una boda ocurrido ayer en la localidad turca de Sultankoy, en el sureste del país, y donde murieron al menos 45 personas, según el último balance.

Las autoridades no aclararon la autoría del ataque y si en él estaban implicados paramilitares de la Guardia del Pueblo o rebeldes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Algunos medios locales indicaron que entre los familiares de los novios había miembros de los paramilitares, patrocinados por el estado para luchar contra los separatistas, mientras que la agencia Anatolian señaló que la novia era hija de un jefe local.

El ministro no hizo mención alguna al PKK, activo en la zona sureste de Turquía, pero insinuó que el Gobierno tenía casi descartada su posible implicación en los hechos.