El líder de Hamás pone en cuestión el lanzamiento de misiles desde Gaza y anuncia su cese temporal

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El máximo líder de Hamás, Jaled Meshal, anunció ayer (madrugada en España) que los milicianos palestinos de todos los grupos han interrumpido de forma temporal el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza contra el sur de Israel, ya que en estos momentos estudian los pros y los contras de estos ataques.

En una entrevista concedida desde Damasco al diario 'The New York Times', la primera a un medio estadounidense en el último año, Meshal destacó que "no disparar cohetes forma parte de una evaluación del movimiento que sirve a los intereses palestinos". "Al fin y al cabo, los disparos son un método, no una meta", agregó.

En este sentido, y aunque considera que la resistencia "es un derecho legítimo" del pueblo palestino, también admitió que actualmente la ejecutiva de Hamás analiza su repercusión. En el recién terminado abril, sólo seis cohetes y disparos de mortero cayeron en Israel lanzados por supuestos milicianos desde el territorio controlado 'de facto' por Hamás.

Meshal mostró de esta forma su aparente control no sólo del movimiento islamista que encabeza sino también de otros grupos de milicianos que operan en la Franja de Gaza. En lo referente únicamente a su organización, se mostró partidario en su nombre de lograr un alto el fuego equilibrado con Israel y acordar un intercambio de prisioneros que incluya al soldado Gilad Shalit a cambio de numerosos reos palestinos.

PARTE DE LA SOLUCIÓN

Meshal, de 53 años, aclaró que Hamás quiere ser "parte de la solución" y pidió a los observadores que ignoren la carta fundacional del movimiento palestino, que entre otros aspectos llama a atacar a Israel, porque tiene 20 años de antigüedad. "Estamos modelados por nuestras experiencias", incidió, aunque no ofreció revocar los estamentos.

Tampoco concedió tregua en cuanto al reconocimiento como estado de Israel, al que calificó del "único enemigo en la región". Meshal se preguntó hasta qué punto es necesario este reconocimiento y no se trata de una simple "excusa" utilizada por los gobiernos de Israel y Estados Unidos "para huir de un acuerdo real y lanzar la pelota al tejado de árabes y palestinos".

Las propuestas ofrecidas por el líder de Hamás pasan por que la paz en Oriente Próximo se construya en torno a la solución de dos estados que contemplen las fronteras de 1967, la entrega de Jerusalén Este, el desmantelamiento de los asentamientos y el retorno de los refugiados palestinos. Además, defendió una "tregua duradera" de unos diez años.

POSICIÓN INTERNACIONAL

Respecto a los cambios producidos en los últimos meses en el contexto internacional, Meshal aplaudió el lenguaje "diferente y positivo" introducido por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, desde que accediese a la Casa Blanca el pasado enero. Comparó su actitud con la de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, quien a juicio del líder miliciano sigue reflejando con sus palabras "las viejas políticas".

En alusión a Irán, el principal respaldo extranjero para Hamás, Meshal quiso aclarar que el apoyo llegado desde Teherán no incluye condiciones. "Nadie controla o afecta a nuestras políticas", subrayó.