El PP-A anuncia que solicitará la convocatoria de la Mesa Antitransfuguismo tras incorporarse Aguilar al Gobierno

Considera que la "única" solución para Córdoba es que sea el PP quien asuma la Alcaldía, por ser el partido más votado en las municipales

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, anunció hoy que su formación solicitará la convocatoria de la Mesa Antitransfuguismo tras la incorporación de la alcaldesa de Córdoba (IU), Rosa Aguilar, en el nuevo gobierno configurado por el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.

En rueda de prensa, Sanz consideró una "falta de respeto sin precedentes" que Griñán ofrezca a Aguilar ser la consejera de Obras Públicas y Transportes, después de que ayer hiciera una oferta de diálogo político a los grupos, "que hoy pisotea". Además, afirmó que dicho nombramiento derivará en una crisis institucional en la Alcaldía de Córdoba, "la segunda después de la marcha de Manuel Chaves".

Asimismo, el dirigente popular, que calificó el nuevo gobierno de José Antonio Griñán como "tránsfuga", manifestó que este cambio demuestra que el nuevo presidente de la Junta de Andalucía "no tiene escrúpulos" y que no ha confeccionado su gobierno "pensando en los intereses de los andaluces".

Además, sobre la incorporación de Rosa Aguilar como consejera del nuevo gobierno, aseveró que existen "enormes dudas" sobre su gestión urbanística y consideró que tras su marcha, la única solución para Córdoba es que gobierne el PP, partido que consiguió un número mayor de votos en las últimas municipales, "ya que, de no ser así, estaríamos ante un nuevo fraude electoral". "Rosa Aguilar era una alcaldesa perdedora", añadió.

"GUERRA POR LA SUCESIÓN"

No obstante, Sanz aseguró que a su formación no le ha sorprendido el nuevo Gobierno elegido por José Antonio Griñán y que, a su juicio, éste demuestra que es un presidente con "las manos atadas". Además, dijo que, ni 24 horas después de que éste se conociera, "ya ha empezado la guerra por la sucesión".

En esta línea, indicó que el nombramiento de Mar Moreno como consejera de Educación es fruto de una "imposición clara" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "La guerra de sucesión se ha abierto y se va a librar jugando con la educación en Andalucía", indicó Sanz, en referencia a las voces que aseguran que Mar Moreno podría suceder a Griñán en la Presidencia de la Junta.

Asimismo, el secretario general del PP-A afirmó que Moreno es una consejera "de quita y pon", tras abandonar la consejería de Obras Públicas y Transportes, cuando no había cumplido ni 100 días al frente. "Ella sabrá como juega su partido con ella", destacó Sanz.

PIZARRO: "EL NUEVO ZARRÍAS"

Respecto al nuevo cargo que ocupará el vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, que dirigirá la Consejería de Gobernación, el dirigente popular ironizó asegurando que éste representa "la gran fotografía del cambio". "Está recién llegado de las juventudes andalucistas", bromeó Sanz, quien consideró que Pizarro es el "nuevo Zarrías" del Ejecutivo andaluz.

Al hilo de ello, dijo que los alcaldes del PP-A ya saben que en la negociación de las nuevas normativas destinadas a la financiación de los ayuntamientos se van a encontrar con "el antidiálogo". Y es que, según añadió, Pizarro se dedica al "insulto profesional" en su ejercicio político.

Para el secretario general del PP-A, Griñán ha perdido la oportunidad de dar otro ritmo político al Gobierno andaluz y ha optado por "continuar con un motor gripado". Además, indicó que tras el debate de investidura se ha demostrado que el problema del Gobierno andaluz "no es de personas, sino de agotamiento del proyecto socialista".

Sanz destacó que el discurso realizado por el nuevo presidente de la Junta de Andalucía fue "superficial" y que, en ningún momento, "bajó a la arena de los problemas de Andalucía. "Al igual que Chaves, tiene alergia a la reforma y por ello, no ofreció ni una sola idea nueva".

"SILENCIO" EN FINANCIACIÓN

Además, reprochó a Griñán su "sumisión y silencio desde el primer día" ante las negociaciones en materia de financiación autonómica que está llevando a cabo el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, "que van en contra de los intereses de Andalucía". "Chaves, que ha olvidado muy pronto el Estatuto de Autonomía de Andalucía, pretende que aceptemos que las comunidades ricas sigan siendo ricas y que las pobres sigan siendo pobres", añadió.

Por último, criticó que Griñán no haya decidido dar un "ejemplo de austeridad" y reducir el número de consejerías ni de altos cargos, algo que, según destacó el dirigente popular, sí ha hecho el nuevo presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.