El presidente de La Rioja cree que Zapatero no tiene una visión política "inteligente" frente a la crisis

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, acusó hoy al presidente del Gobierno de no tener una visión política "inteligente" al no acordar conjuntamente con el PP un serie de medidas para hacer frente a la crisis. Asimismo, insistió en que hay que dejar "a un lado" los temas "electoralistas y oportunistas" para abordar a fondo la situación económica.

"En estos momentos, el presidente del Ejecutivo no tiene una visión política inteligente, porque yo desde luego llamaría al PP, lo sentaría y llevaríamos a cabo una serie de medidas", destacó Sanz, en una entrevista concedida a RNE y recogida por Europa Press. Asimismo, añadió que esas propuestas serían "impopulares", ya que "en tiempos de crisis "a veces" hay que hacerlo así.

En este sentido, mencionó que es "necesario" un pacto "de seguridad, de confianza y de tranquilidad", y criticó que Zapatero "tome partido por los trabajadores", una parte de "la actividad económica", ya que así "se llegará a un fracaso". Dicho esto, recordó que el "acuerdo social" que ha llevado a cabo en su región es un ejemplo para solucionar la crisis.

También explicó que han tomado una serie de medidas que consisten en "bajar impuestos" para que la sociedad tenga "mayores recursos". "Esta comunidad ha sido pionera, quitamos en su día el impuesto de donaciones y sucesiones y en estos momentos hay más de 74 millones de euros que el Gobierno de La Rioja deja de recaudar en sus impuestos en 2009, para que se quede en manos de los riojanos", indicó.

En relación con las listas al Parlamento europeo, Sanz informó que el líder del PP, Mariano Rajoy, le llamó ayer y le comunicó que dos riojanas estarían en ellas. "Una iría en el número 20 y otra en el 40, pero no se más, sólo que Rajoy siempre ha sido un hombre leal y fiel con esta tierra", afirmó.

Finalmente, el presidente riojano habló de las medidas que ha tomado su comunidad ante la llegada de la gripe porcina, y aseguró que la región está "muy preparada" y que cuenta con un plan de "prevención, control y aislamiento", en su caso. "Estamos preparados con los antibióticos adecuados para combatir esta situación y estamos en alerta permanente para lo que pueda surgir en un futuro", concluyó.