El presidente de Nicaragua pide a Obama que detenga la muerte de inocentes en Afganistán

MANAGUA, 10 (Reuters/EP)

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, solicitó a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que detenga el "genocidio" de civiles cometido por el Ejército norteamericano en Afganistán y criticó a la Unión Europea y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por no condenar la muerte de inocentes en los bombardeos efectuados por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

"Dejen de matar a gente indefensa, a niños, a mujeres, como lo están haciendo en estos días en Afganistán, donde ya van más de cien muertos por la aviación norteamericana", dijo Ortega en un discurso transmitido por las emisoras del país.

Al menos 147 civiles murieron esta semana como consecuencia de los ataques aéreos realizados por el Ejército estadounidense como parte de sus operaciones para acabar con milicianos talibán, según miembros del Ejecutivo afgano. Estados Unidos reconoció que han muerto civiles en los ataques, lo que ha provocado protestas incluso del presidente de Afganistán, Hamid Karzai.

"Estos muertos en Afganistán ya no se los podemos cargar a (el ex presidente estadounidense George W.) Bush. Ahora es otro el presidente de Estados Unidos y él debería hacer todo lo posible por evitar esos crímenes, esos genocidios", sostuvo Ortega.

De acuerdo con Naciones Unidas, las tropas de la coalición lideradas por Estados Unidos en Afganistán causaron la muerte de 828 civiles el año pasado, casi un tercio más que en el 2007, en un total de 552 bombardeos aéreos.