El PSOE cree que el dato de la EPA es "el peor" que se va a "ver" en la crisis y que ya hay "elementos positivos"

Pajín denuncia que el PP se ha "radicalizado" con políticas que han conducido a la crisis

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró hoy que tanto el partido como el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, van a dedicar todos sus "recursos" e "iniciativas" a frenar la caída del empleo y se mostró convencida de que el dato de la Encuesta de Población Activa (EPA) del pasado trimestre, con 750.000 parados más, será "el peor dato que vamos a ver" en la crisis.

En rueda de prensa, Pajín explicó que la Comisión Ejecutiva del PSOE dedicó hoy una "parte fundamental" de su reunión al análisis de la situación de la economía y del empleo y reconoció que los datos de la última EPA, que situaban la cifra de desempleados por encima de los cuatro millones, es una muestra de la "extraordinaria agresividad" de la crisis, que está teniendo sus "efectos más destructivos" en el empleo, que es "la parte más sensible para el ciudadano".

Con todo, apuntó que, aunque los datos de la EPA del primer trimestre de 2009 son "sin ninguna duda el peor dato que hemos recibido desde que comenzó la crisis", también será "seguramente el peor dato que vamos a ver".

Por eso, afirmó que ahora el "objetivo" del Gobierno y del PSOE es "reducir por todos los medios" el ritmo de destrucción del empleo y aseguró que, aunque "es pronto" para volver a una situación de creación neta de empleo, si se consigue que el ritmo de destrucción de puestos de trabajo "empiece a descender" ya se estará en "el buen camino".

Para ello, aseguró que el PSOE prondrá todos los "recursos e iniciativas". "La crisis ha sido súbita y violenta, ahora tenemos que hacerla retroceder centímetro a centímetro", afirmó. De momento, valoró que las medidas de estímulo tomadas por el Gobierno, en inversión pública, de ayuda a las familias y a sectores económicos fundamentales, empiezan a "dar sus frutos". "Empezamos a tener elementos positivos que estamos seguros que van a tener esas consecuencias positivas en el empleo", agregó.

Preguntada por el Consejo de Ministros extraordinario que el Gobierno realizará el próximo miércoles centrado en el empleo, Pajín explicó que su objetivo será "aprobar nuevas medidas" en la lucha contra el paro. Después de las medidas de los últimos meses, que "empiezan a tener resultados positivos", el Gobierno "pretende seguir aprobando nuevas medidas" que conduzcan al país a la recuperación económica.

EL PP, RADICALIZADO EN LA POLÍTICA ULTRALIBERAL

Por otra parte, Pajín explicó que el PSOE está "preocupado" por la "deriva ultraliberal y ultraconservadora" y al mismo tiempo "insolidaria y antisocial" que, en su opinión, está tomando el PP en la lucha contra la crisis. La secretaria de Organización denunció que, después de "un año y medio" sin poner encima de la mesa propuestas, ahora los 'populares' se están "radicalizando en la defensa de las políticas económicas que nos han traído a esta situación".

"En las últimas semanas, les hemos visto defender que hay que recortar la inversión pública, reducir la protección del desempleo, facilitar los despidos, mermar los ingresos del Estado, aumentar la edad de jubilación y paralizar las políticas sociales -denunció--. Todo lo que se les ocurre son las mismas recetas y el mismo modelo económico que nos ha traído a esta grave situación económica mundial y española".

Al mismo tiempo, Pajín lamentó que los 'populares' no hayan dicho "nada" sobre el control de la especulación financiera o las "desorbitadas" retribuciones de "ciertos directivos". Tampoco, dijo, hablan sobre los paraísos fiscales, "seguramente porque algún dirigente o miembro del PP tiene que dar demasiadas explicaciones" sobre este asunto.

Además, Pajín puso de manifiesto que la política económica que defiende del PP se aleja de la que abanderan "los miembros del G-20" e "incluso" la de los Gobiernos conservadores de la Unión Europea. A su juicio, el PP "vuelve a ser un anacronismo en Europa", convirtiéndose en la "derecha de la derecha más conservadora".