El PSOE pedirá explicaciones a los diputados que se ausentaron sin permiso en su primera derrota en el Congreso

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La dirección del Grupo Socialista en el Congreso pedirá explicaciones a los diputados del PSOE que anoche se ausentaron sin permiso de las votaciones de la sesión plenaria, en la que se produjo precisamente la primera derrota en Pleno de los socialistas en la legislatura, se informó a Europa Press en fuentes de la formación.

En la votación, que el PSOE sólo perdió por tres votos, no estuvieron presentes nueve diputados socialistas. Algunos de ellos tenían autorización de la dirección del grupo, como obviamente ocurría con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, así como con el candidato para las europeas, Juan Fernando López Aguilar, y con el futuro secretario general, Eduardo Madina, que precisamente ayer tuvo su primer hijo.

Otra de las ausentes, Fátima Aburto, publica hoy en su página personal de Internet que anoche se encontraba de viaje oficial en Estrasburgo, en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, con permiso de la dirección del grupo.

El resto de ausencias fueron de los ex ministros Mariano Fernández Bermejo y Bernat Soria y las diputadas Delia Blanco (Madrid) y Elvira Cortajarena (País Vasco).

POSIBILIDAD DE SANCIÓN

Una vez recibidas las explicaciones, la dirección del Grupo Socialista tomará las medidas oportunas con aquellos diputados que no justifiquen debidamente su ausencia.

Las normas internas establecen que una falta sin autorización en una votación sobre un tema relevante y con consecuencias para el grupo parlamentario, como sería el caso de esta derrota ante una moción que pedía suprimir un Ministerio en 2010, conlleva sanción económica.

Hace casi un año, el diputado Juan Antonio Barrio de Penagos, de Izquierda Socialista, fue expedientado y multado por equivocarse en una votación sobre la reprobación al Gobierno por haber avalado el fichaje de David Taguas desde la oficina económica de Moncloa hasta la patronal SEOPAN de las constructoras. Y en aquella votación, el PSOE había ganado.