El Senado, con la oposición del PSOE, insta al Gobierno a traspasar este año a Navarra la competencia sobre el tráfico

Caballero (UPN) acusa a Rubalcaba de no querer hablar del tema, que sólo por "presión nacionalista" se cedió a Euskadi y Cataluña

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El Pleno del Senado aprobó hoy una moción por la que insta al Gobierno a iniciar en un mes la negociación con el Ejecutivo navarro para el traspaso a esa Comunidad de la competencia sobre el tráfico en este año 2009. La iniciativa partió de María Caballero (Grupo Mixto-UPN), que finalmente firmó un texto junto al PP, CiU, PNV y Grupo Mixto. El PSOE votó en contra y la Entesa Catalana de Progrés se abstuvo.

En el texto aprobado se exige también que se reúna en el plazo de tres meses la Junta de Transferencias que comparten el Estado y Navarra para "materializar el acuerdo sobre esta materia". Se aclara por último que la Guardia Civil, una vez realizado el traspaso, podrá ejercer en las carreteras navarras "las facultades propias de la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado".

Esta fue la primera iniciativa de María Caballero como senadora de UPN en el Grupo Mixto, tras su salida del PP por la ruptura entre ambos partidos. Explicó que todos los grupos del Parlamento de Navarra han aprobado propuestas a favor de que la Comunidad Foral recupere esta competencia que ejerció desde el siglo XIX hasta 1959, cuando le fue "arrebatada por el franquismo", dijo.

La Comunidad Foral, defendió Caballero, desarrolla políticas propias de seguridad vial, cuenta con un cuerpo policial creado hace 80 años para vigilar las carreteras --que hoy es "policía integral", dijo--, que suma 220 agentes de tráfico y atiende tres de cada cuatro accidentes en las carreteras. Comparte todas estas tareas de tráfico con la Guardia Civil.

La senadora censuró que el PSOE rechazase hoy lo que el PSN apoya en Navarra, cuyo Amejoramiento del Fuero recoge esta competencia, y acusó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de cerrarse a este traspaso pero lo plantea sin embargo para Galicia o Andalucía y lo ha acordado con Cataluña y el País Vasco, cuando la Comunidad Foral, subrayó, "se caracteriza por su lealtad institucional". "Una vez más, vemos cómo los intereses y las políticas partidistas varían según la comunidad", dijo del PSOE.

María Caballero dirigió sus críticas en especial al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, al que acusó de detener los pasos que se habían dado para acordar el traspaso. "Frustra cualquier intento de hablar, no se sabe en base a qué razones. Cerrazón sin argumento alguno", censuró la senadora, para quien "al parecer sólo vale la presión nacionalista para hacer efectiva una transferencia". El motivo de la oposición de Rubalcaba, añadió, es que en Interior "no hay modelo policial coherente" y que el traspaso a Cataluña y el País Vasco "se les ha ido de las manos" y no está dando buen resultado.

OPOSICIÓN NAVARRA DEL PSOE

El senador Francisco Javier Sanz Carramiñana, también navarro, fue el portavoz del PSOE en contra de la iniciativa. Primero, por un motivo formal, porque desde 2006 en la Junta de Transferencias "no ha habido ninguna solicitud" para tratar este asunto; pero también por razones de fondo: el tráfico es competencia del Estado porque es una materia que afecta a todas las Comunidades, dada la extensión de la red de carreteras, "y esto requiere continuidad en la gestión".

Explicó que tras la cesión de la gestión a Cataluña y al País Vasco "se han puesto de manifiesto disfunciones y problemas" que hacen "desaconsejable" ampliar el traspaso a otras CCAA, y que "no es deseable un escenario de múltiples policías y políticas para gestionar el tráfico por grandes corredores, algo contrario al espíritu defendido por la Constitución".

Como ejemplo de las dificultades surgidas puso la regulación del tráfico de mercancías y los problemas que se crean en Navarra porque el País Vasco lo restringe en fin de semana. La gestión por más CCAA, insistió, podría conllevar "la imposibilidad de garantizar la libre circulación de mercancías en todo el territorio nacional". "La política del Estado está dando buenos resultados y no parece razonable modificar lo que funciona", concluyó el senador.

Sanz Carramiñana acusó por último al PP de sumarse a esta petición cuando es un partido "garante del centralismo" y no accedió a ella mientras gobernó. "Por desgaste del Gobierno socialista ustedes se prestan a lo que sea", afirmó dirigiéndose a los bancos 'populares'.

"UNA COMPETENCIA PREHISTÓRICA"

Por el PP también ejerció de portavoz un senador navarro, José Cruz Pérez Lapazarán, ex miembro de UPN, quien ofreció datos históricos para justificar que el tráfico ha sido una "competencia prehistórica" de Navarra, que la asumió ya en 1843.

Lapazarán rechazó los argumentos de "distorsión" en el tráfico nacional que el traspaso podría producir y aseguró que sólo hay argumentos a favor, históricos y jurídicos, porque el Amejoramiento del Fuero, que es el estatuto de Navarra, así lo recoge.

Otro navarro ejerció igualmente de portavoz del Grupo Mixto, el senador autonómico de la Comunidad Foral, Patxi Tuñón, quien también apeló a los motivos históricos para defender el traspaso, tras aclarar sin embargo que no le gusta apelar la historia como "argumento principal" de una reivindicación de competencias.

Tuñón ofreció como argumentos la capacidad de la Policía Foral, la eficiencia de medios y la eficacia que supondría que un sólo cuerpo y no dos se encargue de esta competencia, el desarrollo del autogobierno que significa realizar un nuevo traspaso de competencias y la "unanimidad de todas las fuerzas políticas" en Navarra al reivindicarlo.

OSASUNA Y EL MADRIDISMO DE RUBALCABA

Por parte del resto de grupos, los nacionalistas del PNV y de CiU se mostraron a favor y la Entesa se abstuvo porque la competencia es constitucionalmente del Estado, que podría traspasar la gestión, pero esta no ha sido solicitada "formalmente".

El portavoz de Convergencia i Unió, Josep Maldonado, bromeó con María Caballero que si Rubalcaba no le hace caso pueda ser por la condición osasunista de la senadora y el madridismo del ministro, "que no pasa por un momento positivo futbolísticamente". "Pídaselo a Zapatero, que sí pasa por un buen momento y quizá la reciba", le recomendó.