ERC no pondrá las cosas fáciles a Zapatero, a quien pedirá un pacto por el empleo y resolver la carpeta catalana

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) en el Congreso, Joan Ridao, avanzó a Europa Press que no va a facilitar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, alcanzar acuerdos durante el Debate sobre el estado de la Nación, en el que no rebajará sus exigencias sobre un pacto de Estado por el empleo y la resolución de la ya conocida como 'carpeta catalana' que incluye, la financiación y los traspasos pendientes.

Precisamente en esas dos cuestiones centrará Ridao su intervención en el Debate de la próxima semana, las cuales también se incorporarán a las siete u ocho propuestas de resolución que Esquerra tiene previsto registrar.

El portavoz de los republicanos catalanes en el Congreso dedicará buena parte de su discurso a la crisis económica y aprovechará para plantear a Zapatero un pacto de Estado por el empleo, la protección social y la economía productiva en el que participen las fuerzas políticas con representación parlamentaria, el Gobierno, las comunidades autónomas, así como los agentes sociales y económicos más representativos.

INFRAESTRUCTURAS PARA CATALUÑA

Pero, además, Ridao no descuidará 'la carpeta catalana', dentro de la cual reivindicará la ejecución del corredor ferroviario mediterráneo, el traspaso de Cercanías, que el Gobierno ha comprometido para enero de 2010, la gestión del aeropuerto del Prat, el diseño de un calendario de transferencias pendientes con Cataluña, más medios para desarrollar la Ley de Dependencia y la ampliación del fondo de atención a la inmigración.

Asimismo, ERC abordará el debate en torno al plurilingüismo y la pluriculturalidad y demandará una vez más al Gobierno que recupere su compromiso de introducir un distintivo autonómico en las matrículas de los vehículos.

NO SE ABRAZARÁ AL PP

Ridao ha venido advirtiendo a Zapatero de que va a presionar al máximo en el Debate sobre el estado de la Nación y no va a rebajar las exigencias planteadas. Es más, llegó a decir que ERC quiere evidenciar "la soledad parlamentaria" del PSOE como consecuencia de "su mala cabeza".

Aunque subrayó que no va a ser fácil sellar acuerdos con el Gobierno, el diputado catalán quiso dejar caro que ERC tampoco se va a "abrazar" al PP para atacar al PSOE al contrario de lo que, en su opinión, hacen los nacionalistas vascos.