Feijóo califica de "cambio histórico" la reducción a cinco delegados de la Xunta y augura que el modelo "pervivirá"

El presidente promete que su gobierno impulsará una auténtica "política deportiva" frente a la "politización" del bipartito

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se erigió hoy en artífice de un cambio "histórico" por haber "adelgazado" la estructura del Gobierno gallego en lugar de "agrandarla" y auguró que su modelo de gestión, que tiene por bandera la rebaja de 52 a cinco delegados provinciales de la Xunta, "pervivirá" en futuros gobiernos.

"Acabamos de asistir a algo más que una toma de posesión; éste es el cambio de una tendencia histórica", proclamó Feijóo y felicitó a los cinco nuevos delegados --Diego Calvo (A Coruña), Raquel Arias (Lugo), Rogelio Martínez (Ourense), José Manuel Cores Tourís (Pontevedra), y Lucía Molares (Vigo)-- por protagonizar el adiós a un "malentendido" empeño de otros gobiernos centrado en "engordar" la Xunta "de forma constante y continua".

Frente a ello, el jefe del Ejecutivo autonómico recalcó que Galicia no necesita una Administración "más grande" 20 años después del impulso de la autonomía, sino una "más ligera, eficaz, eficiente y ágil". En este contexto, aludió al "adelgazamiento" de la estructura periférica de la Xunta y se mostró convencido de que los gobiernos venideros lo mantendrán "a lo largo del tiempo". "Es una apuesta arriesgada, pero merece la pena", resolvió.

Formalizado el acceso a su cargo de los cinco delegados, Feijóo insistió en que su nombramiento supone el cumplimiento de un triple compromiso electoral asentado sobre los pilares de la "austeridad, coordinación y equilibrio territorial".

De este modo, expresó su satisfacción por haber diseñado una administración periférica que "deje de gastar en sí misma" para invertir "en los ciudadanos. Asimismo, subrayó las ventajas de un Gobierno "único y coordinado" capaz de colocar en cada provincia "un representante único" que vele por las necesidades "reales" de su territorio de competencias.

VERTEBRACIÓN TERRITORIAL

La vertebración del territorio es el tercer objetivo "irrenunciable" para Núñez Feijóo. "Galicia no es un país uniforme", reconoció el dirigente gallego, pero resaltó que la labor de los nuevos delegados será precisamente trabajar para que todos los ciudadanos, con independencia de su lugar de residencia, accedan a los mismos derechos de acuerdo con el principio de la "igualdad de oportunidades".

A las tres promesas de "austeridad, coordinación y vertebración" cumplidas, Feijóo sumó su compromiso con los empleados públicos, ya que los jefes territoriales de cada una de las delegaciones de la Xunta deberán ser funcionarios. "Es una muestra de confianza en los empleados públicos responsables y capaces; que los hay y muchos", reflexionó.

COMUNICACIÓN "PERMANENTE"

Convencido de que a los delegados les espera un trabajo "difícil" en un contexto de crisis económica, Feijóo no se olvidó de marcar sus retos más inmediatos, que identificó con la lucha contra el paro, así como la universalización de servicios y prestaciones sociales. Para superar con éxito esta función, el presidente apeló a la comunicación "permanente" entre administraciones.

"La comunicación constante es una prioridad", indicó el jefe del Ejecutivo autonómico a los nuevos delegados y los instó a mantener un diálogo fluido con la Xunta --de la que dependen a través de la Consellería de Presidencia-- pero también con las autoridades municipales y provinciales.

En nombre de los cinco nuevos delegados tomó la palabra Diego Calvo, quien agradeció su "confianza" a la Xunta y al presidente para ratificar, a continuación, su compromiso de "trabajar, trabajar y trabajar" para no "defraudar" al Gobierno autonómico ni a la ciudadanía gallega.

"DESPOLITIZAR" EL DEPORTE

Concluida la toma de posesión de los delegados, Núñez Feijóo presidió también el acceso al cargo del secretario xeral para o Deporte, José Ramón Lete, y lo hizo ratificando su compromiso con la "despolitización" del deporte gallego que, a su juicio, caracterizó la gestión del Gobierno bipartito.

"Queremos cambiar la politización del deporte por la política del deporte", sentenció el máximo mandatario gallego y garantizó que los "únicos" compromisos de su Gobierno pasarán por "universalizar" las prácticas deportivas, garantizar la "igualdad" de todos los gallegos en el acceso a las instalaciones y potenciar la vida saludable.

Convencido de que los deportistas deben ser un ejemplo para la nueva Xunta con el fin de "mantenerse en forma" durante toda la legislatura, Feijóo agradeció a Lete su regreso a Galicia para impulsar el deporte, una práctica con "valores" perfectamente extrapolables "a la política" como la necesidad de "saber ganar, perder, superarse y ser disciplinado".

Por su parte, el secretario xeral agradeció a Feijóo su confianza así como su intención de incrementar el "protagonismo" del deporte en el seno de la Xunta y se mostró "inmensamente feliz" con su "vuelta a casa". "Soy vasco de nacimiento, pero gallego por condición, convicción y consorte con mucha suerte", bromeó.

ASISTENTES

El presidente gallego y el secretario xeral para o deporte agradecieron la presencia en el acto de destacados deportistas gallegos, entre los que se encontraban el palista David Cal o el nadador paralímpico Chano Rodríguez.

A los dos actos de toma de posesión presididos por Núñez Feijóo acudieron, además, los conselleiros de Presidencia, Alfonso Rueda, así como los titulares de Sanidade, Pilar Farjas, y de Economía, Javier Guerra.

Encabezados por los presidentes del PPdeG en Lugo, José Manuel Barreiro; Ourense, José Luis Baltar; y Pontevedra, Rafael Louzán; y numerosos diputados también se dejaron ver en la Consellería de Presidencia otros destacados dirigentes populares como la presidenta de la Autoridad Portuaria de Vigo, Corina Porro, y el regidor de Lalín, José Crespo.