Feijóo critica el plan de ayudas al automóvil de Zapatero y le pide que no "entre" en las competencias de las autonomías

Cree que Zapatero se "extralimita" en sus competencias y le advierte de que es "más fácil gastar el dinero de otros que el propio"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, criticó hoy el plan de ayudas para la compra de automóviles anunciado por el jefe del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Nación, y exigió a su homólogo estatal que no "entre" en las competencias de las autonomías.

Núñez Feijóo acusó a Rodríguez Zapatero de "extralimitarse" en sus competencias por proponer un programa de ayudas directas para la compra de automóviles de 2.000 euros por vehículo, cofinanciado por el Ejecutivo central (500 euros), las comunidades autónomas (500 euros) y los fabricantes de coches (1.000 euros).

"Es más fácil gastar el dinero de otros que el propio", amonestó el máximo mandatario autonómico, que criticó la propuesta de Zapatero tras reunirse con el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, y reclamó al Ejecutivo estatal que "ejecute" sus competencias "sin entrar" en las que corresponden a las comunidades autónomas.

Núñez Feijóo admitió que la Xunta no concretará una postura hasta que no estudie con detenimiento el plan anunciado por Zapatero para ver "su alcance y contenido", pero manifestó su desacuerdo con que el plan implique una aportación de las comunidades autónomas.

"Esto es algo más que extralimitarse en sus competencias", advirtió, y reiteró que el Gobierno central no puede "condicionar" una "cuestión de Estado" a lo que hagan las autonomías, sino asumir la financiación completa del programa, "como han hecho la mayoría de los países europeos".

AYUDAS "INMEDIATAS"

Según avanzó Rodríguez Zapatero, el programa, denominado Plan 2000E, entrará en vigor "con carácter inmediato", el próximo 1 de junio, tendrá una duración de un año y estará limitado a 200.000 operaciones. Primará la adquisición de los vehículos menos contaminantes y será incompatible con el Plan VIVE.

El máximo mandatario estatal explicó que el objetivo de esta iniciativa es "mejorar la eficiencia del parque de vehículos español, y la actividad y el empleo en el sector" del automóvil. El presupuesto del Gobierno central para el programa asciende a cien millones de euros.