Felipe González propone un pacto europeo para coordinar las políticas anticíclicas y "corregir" la Agenda de Lisboa

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El ex presidente del Gobierno Felipe González propuso hoy que los "agentes" de la Unión Europea aprueben de forma "muy rápida" un pacto social, económico y político sustentando en cinco puntos, que concretó en la coordinación de las políticas anticíclicas, la revisión de los "diagnósticos equivocados" de la Agenda de Lisboa, y consensuar una única visión sobre las políticas exterior y de seguridad común, sobre energía y migración.

En el transcurso de un debate sobre el futuro de la Unión Europea apadrinado por la asociación 'Europa en suma', González dijo que era la primera vez que lanzaba esta propuesta, aunque acto seguido advirtió de que con esta posición no quería comprometer el informe que está elaborando el Grupo de Reflexión sobre el futuro de Europa o Comité de Sabios, que preside desde 2007.

"Quizás nos entiendan mejor los ciudadanos ante las próximas elecciones europeas si hablamos de la crisis en términos globales", defendió González, quien se mostró crítico aunque no "pesimista" sobre el papel que tendrá que jugar Europa en el futuro. En su opinión, si no existiera la Unión habría que "inventarla" porque de otra forma no se podría hacer frente con éxito a la crisis financiera mundial.

No obstante, el ex presidente español reclamó que se deje a un lado el debate sobre el reparto de poder en el seno de los Veintisiete y se consensúe una política exterior y de seguridad que, dijo, "defienda nuestros intereses desde nuestros valores". "Es hora de decirlo", continuó González, "igual que el presidente Obama ha dicho que EEUU no puede solo hacer frente a los desafíos, sin EEUU la Unión Europea tampoco puede, porque el espacio local-nacional es insuficiente para buscar una respuesta global".

González se basó en sus 30 años de experiencia profesional para denunciar que desconoce buena parte de las siglas que utiliza el Consejo de Europa en sus informes públicos. "Si ni yo no sé lo que son, ¿cómo quieren que los ciudadanos sepan que hace la Unión Europea?", se preguntó con ironía.

En este sentido, el presidente del Comité de Sabios de la UE reclamó a las instituciones comunitarias un esfuerzo de concreción en sus iniciativas conjuntas y que, en su opinión, debería vertebrarse desde "un pacto coyuntural" que, entre otras cosas, acabe con el "reino de taifas" de la política energética o establezca un único criterio en la política migratoria.

REFORMA DEL FMI

"No son iniciativas las puras declaraciones de intenciones, ni la literatura del Consejo Europeo, ni las declaraciones o los informes", censuró. En este sentido, subrayó la importancia de establecer medidas anticíclicas desde el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Se le ha fortalecido ahora en su capital, pero aún cuenta con menos fondos que el Banco de Desarrollo de Brasil", añadió.

González reconoció que "los males" de Europa están resumidos en la Agenda de Lisboa --plan de desarrollo de la Unión Europea aprobado en 2000--, aunque reclamó que se "revisara para corregir los diagnósticos equivocados". Según él, en contra de lo que se sostuvo en este documento, Europa "no tiene peor sistema educativo" que EEUU, aunque el primero "funciona como una corporación" que impide la innovación.

"Resulta más fácil darle a un hijo la entrada para un piso, que darle una ayuda para que monte una empresa", resumió, antes de quejarse de que los jóvenes españoles sigan siendo "demandantes de la Junta de Castilla-La mancha, de la de Andalucía o del señor Botín (presidente del Banco Santander)".

Según González, para que Europa sea una economía competitiva debe abordar la crisis del modelo productivo y "pactar el cambio de políticas", incluyendo la "productividad por hora de trabajo, las iniciativas en términos de I+D+i y discutir qué pasa con el Estado del Bienestar".

IRÁN Y LAS AMENAZAS A LA SEGURIDAD

El ex presidente del Gobierno señaló que la crisis entre Georgia y Rusia de julio de 2008 demostraron que las amenazas a la seguridad europea "han cambiado", y ya no se delimitan a la criminalidad o el terrorismo internacionales.

En este punto, se refirió también a la propuesta de construir un escudo antimisiles en Europa para mostrarse "radicalmente en contra". "No me creo que sea para defendernos de Irán", dijo tras reconocer que este proyecto tenía sentido en la etapa del ex presidente estadounidense Ronald Reagan, pero que ahora impulsaría la carrera armamentística. "Parece que Obama quiere frenarlo; ojalá que se sume Rusia", concluyó.