ICV teme que el PSOE posponga hasta septiembre el debate de la reprobación del Papa en el Congreso

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV) teme que el PSOE posponga hasta septiembre el debate sobre la iniciativa en la que propone que se reprueben "públicamente" las declaraciones efectuadas por el Papa Benedicto XVI sobre el SIDA y el uso del preservativo en un reciente viaje a África.

Según se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias, ICV quiere que la polémica proposición no de ley se discuta en la Comisión de Cooperación Internacional durante el próximo mes de junio, antes del fin del actual periodo ordinario de sesiones, dado que desde el pasado noviembre no se han tratado este tipo de iniciativas en dicha comisión.

Sin embargo, el próximo 9 de junio está prevista la comparecencia de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, para explicar a los grupos parlamentarios el contenido del Plan Anual de Cooperación Internacional (PACI), y días más tarde la del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

EL DÍA 9 SE DECIDE

Ello hace poco viable que haya una nueva convocatoria de la citada comisión parlamentaria antes de julio para poder abordar, entre otras, la iniciativa de ICV. No obstante, será la Mesa y Portavoces que se celebrará el próximo día 9, tras la comparecencia de Rodríguez, la que decida si finalmente el asunto se aborda antes o después del verano, aunque desde la formación ecosocialista temen que el PSOE intente dilatar el debate hasta septiembre.

A finales del pasado mes de abril, el representante de ICV en el Congreso, Joan Herrera, registró una proposición no de ley en la que reproducía la declaración de condena que el Parlamento belga aprobó por amplia mayoría y en la que se instaba al Gobierno a condenar las palabras "inaceptables" que Su Santidad dirigió contra el uso del preservativo en la lucha contra el SIDA y a protestar "oficialmente ante la Santa Sede".

En su visita a África, Benedicto XVI aseveró que "no se puede superar la enfermedad (del SIDA) con la distribución de preservativos" pues, "al contrario, aumentan el problema".

La iniciativa de Herrera, además de provocar la división del PP en la Mesa del Congreso a la hora de calificarla, levantó una polvareda de críticas entre los 'populares' y organizaciones católicas españolas y provocó incluso que el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, llamara al presidente de la Cámara Baja, José Bono, para expresarle su queja por esa iniciativa, cuyo único objetivo, a su juicio, es atacar al Papa.