Jáuregui advierte de que Europa sufre "una crisis que amenaza su cohesión e incluso su propia existencia"

Cree que la UE debe "indefectiblemente" abordar la incorporación de los países de los Balcanes, Ucrania y Turquía

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

El candidato del PSOE a las elecciones europeas Ramón Jáuregui advirtió hoy de que Europa sufre "una crisis que amenaza su cohesión e incluso su propia existencia", si bien destacó que siempre ha salido de las crisis "avanzando". En este contexto, reclamó "una Europa más fuerte" con "más unidad política" y "menos soberanías intocables".

El político socialista se pronunció de esta manera en su intervención en el Forum Europa-Tribuna Euskadi, en la que reivindicó que Europa "también es lo nuestro" y explicó que aceptó su inclusión como número dos de la candidatura del PSOE al Parlamento europeo porque considera "muy necesario" hacer "más presente a Europa" en España, porque "los grandes temas políticos del mundo" se deciden "en gran parte" en este ámbito y porque desea contribuir al fortalecimiento de "un discurso de izquierda en la nueva encrucijada ideológica y política del mundo".

En este sentido, se mostró convencido de que es necesario "adaptarnos a una nueva baraja con la que se dilucida el juego de nuestro futuro", ante la "transformación" que se está produciendo en todo el mundo debido a la "desaparición" del modelo comunista, la "revolución" tecnológica, la globalización sobre todo en el campo productivo, y la crisis, que considera el "punto de inflexión" y además "una ventana de oportunidad" para reformular el sistema del capitalismo.

A su entender, Europa constituye "esperanza para influir en un mundo globalizado que reclama urgentemente una reorganización tras esta crisis sistémica". "Es la herramienta necesaria, aunque no suficiente, para que los ideales de la democracia, la justicia y la cohesión social, la dignidad humana y el desarrollo sostenible sean posibles", subrayó.

En este contexto, planteó las "urgencias" de Europa y advirtió de que Europa "sufre una crisis que amenaza su cohesión e incluso su propia existencia". "Europa no tiene centro de gravedad ni político ni económico suficiente, y en esta tormenta que vivimos las fuerzas centrífugas nacionalistas, los proteccionismos, las fuerzas euroescépticas se la pueden llevar por delante", alertó Ramón Jáuregui, que reconoció su preocupación por el hecho de que la abstención en las elecciones europeas pueda ser "muy alta".

No obstante, destacó que "Europa se ha hecho en las crisis", de las que "siempre ha salido avanzando". A su entender, la UE necesita "más entusiasmo y menos escepticismo, más ideal europeo y menos nacionalismo, más globalización y menos proteccionismo, más unidad política y menos soberanías intocables".

En este contexto, emplazó a que "los europeístas lo seamos sin complejos" para impulsar "una Europa federal con un centro político y económico fuerte, con una voz unida en el mundo en favor de un modelo social justo y una economía sostenible".

Entre las tendencias europeas, el candidato socialista destacó la búsqueda de "una Europa más fuerte, políticamente más articulada, con un entramado institucional más sólido, más democrático". En este sentido, recordó que se elegirá el día 7 de junio "el Parlamento más poderoso" de su historia y se mostró convencido de que el tratado de Lisboa "previsiblemente" se aprobará a finales de año y "Europa va a recibir un impulso notable".

No obstante, reconoció que "quedan muchas cosas por hacer" y apostó por "dar más poderes" al Parlamento, posibilitar que los ciudadanos puedan "elegir a un presidente europeo directamente", y reforzar las funciones en defensa y exteriores, entre otras medidas.

Asimismo, indicó que, de la crisis, surge "una fuerte presión" hacia la intervención de la política en la regulación de los mercados y auguró que habrá por un gobierno económico de la UE "más poderoso". También planteó la necesidad de un crecimiento "ostensible" del presupuesto europeo y previó una "discusión" sobre la política fiscal y una reflexión sobre la articulación de nuevas figuras impositivas para compensar los "gravísimos déficits" que se están generando.

A su entender, "el gran reto" de Europa es la defensa de su modelo social, que se ha puesto "en cuestión", y su extensión. Además, apuntó la necesidad de disponer de una política común de inmigración "más ordenada" y "con más derechos".

AMPLIACIÓN DE LA UE

Jáuregui, que reivindicó "una Europa más fuerte en el mundo con una voz más fuerte", consideró que la UE debe "indefectiblemente" abordar la incorporación de los países de los Balcanes, Ucrania y Turquía -"y ya es bastante"-, lo que supone "al menos diez años".

El candidato socialista reconoció que la ampliación "dificulta la articulación política" de la UE y que "la discusión entre dos objetivos necesarios, la ampliación y el reforzamiento político y económico de la Unión, son antagónicos". Hasta ahora, añadió, "ha primado" la ampliación, lo que "ha ralentizado la velocidad de este gran transatlántico", aunque "con todo construye poco a poco y crisis a crisis su camino" y "avanza notablemente".

Finalmente, preguntado por las protestas sindicales registradas ayer coincidiendo con la visita del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso y el apoyo del Ejecutivo español, señaló que países como "España, Portugal, el Reino Unido, desde el punto de vista ideológico en la izquierda, han hecho la apuesta por Durao Barroso en la idea de asegurar que, de esta crisis, no tengamos ademas que añadir un problema de conflicto partidario". "Hay una apuesta generosa, superadora de la divergencia ideológica, por la estabilidad institucional de la Comisión europea", apuntó.