Jáuregui (PSE) denuncia que la "estrategia" del PP es que "la crisis acabe con el Gobierno de Zapatero"

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

El diputado del PSE y candidato al Parlamento europeo Ramón Jáuregui destacó hoy que la actual coyuntura económica requiere "grandes reformas, grandes esfuerzos y grandes pactos" y lamentó, en este sentido, que la "disponibilidad para el acuerdo" del PP es "ninguna". Según indicó, la formación que lidera Mariano Rajoy mantiene una "clarísima estrategia" dirigida a que "la crisis acabe con el Gobierno de Zapatero".

El político socialista advirtió, en el Forum Europa-Tribuna Euskadi, de que España tiene "deberes muy importantes que hacer" en el actual contexto de crisis y requiere "grandes reformas, grandes esfuerzos y grandes pactos".

En este sentido, recordó que España ha construido "un mundo un tanto artificial" sobre "los caballos sobre los que hemos galopado" en los últimos años -la construcción, el consumo interior y la inyección "enorme"- y "la burbuja" de la construcción "ha estallado" con "un impacto en el empleo brutal".

"Y ahora -añadió- nos enfrentamos con una salida de la crisis llena de incertidumbres: primero que la crisis termine y segundo, cuando esto empiece a remontar y se recupere la confianza de los mercado y vuelva el ánimo del consumo ¿Cuáles van a ser los tractores de la economía española?. Este es el debate que tiene España".

A su entender, "las circunstancias políticas no ayudan" porque el PP tiene "una clarísima estrategia de que la crisis acabe con el Gobierno de Zapatero". "Su posición no es ayudar sino despotricar contra la política económica de Zapatero, que será más o menos acertada, pero la disponibilidad para el acuerdo es ninguna", destacó.

En este sentido, aseguró que, cuando pregunta a los dirigentes del PP "si no es el momento del acuerdo", su respuesta es "no es el tiempo, no toca, vais a caer con la crisis".

De esta manera, recordó que, en el Debate sobre el Estado de la Nación, José Luis Rodríguez Zapatero planteó "un conjunto de propuestas de reforma" y el PP "expuso todo el discurso destructivo contra la política del gobierno sin presentar ninguna alternativa".

Asimismo, lamentó que, en este momento, "sindicatos y empresarios están demostrando posiciones bastante antagónicas", de manera que existen "bastantes diferencias" para que el diálogo social "fructifique en acuerdos".

Tras reconocer que "el establishment político y social no permiten augurar un acuerdo a corto plazo" a pesar de que "hay una demanda general" en el país, emplazó a "ver si las circunstancias nos van ayudando a que esto sea posible cuando pase el verano y en el debate presupuestario se acercan posiciones".

Para el dirigente socialista, el debate presupuestario de 2010 "exige acuerdos", aunque dijo desconocer "con quiénes", porque "es imprescindible" que las políticas planteadas por el gobierno prosperen "bajo el principio del acuerdo".

DEBATE SOBRE LA ENERGÍA NUCLEAR

Por otro lado, preguntado sobre el debate sobre la energía nuclear, consideró que es "necesario", si bien aseguró que el Ejecutivo español "no va a hacer esa apuesta", sino que "lidera una apuesta valiente por las energías renovables".

Según concluyó, "más allá de la prolongación o no de la vida útil" de las centrales españolas, "no es intención del Gobierno apostar por la energía nuclear".