Javier Rojo dice que el mundo no se parece a los nacionalistas y que él es "vasco y español"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del Senado, Javier Rojo (PSOE), dijo hoy en Tenerife que "el mundo no se parece a los nacionalistas" y que él "es vasco y español". Rojo alabó a López Aguilar por "hablar del proyecto europeo".

Javier Rojo aseguró comprender a los nacionalistas "que se miran, se escuchan y se vuelven a mirar y a escuchar", pero quiso dejar claro que el mundo "no se parece a ellos; el mundo es otra cosa, algo mucho más amplio y mucho más importante". "Yo soy vasco y soy español, y defiendo mi tierra con el mismo afecto que un nacionalista vasco", enfatizó el presidente de la Cámara territorial, quien subrayó que "uno ama su tierra en lo que hace día a día y no sólo en sus discursos".

Por otro lado, señaló que "ojalá" todos los políticos hicieran lo que hace el candidato socialista al Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, que es "hablar del proyecto europeo y del proyecto común", por lo que consideró que el socialista canario "está cumpliendo con su obligación, que es hablar de Europa y de lo que quiere para España, y ya se hablará de Canarias cuando toque".

Rojo se pronunció así durante una rueda de prensa ofrecida hoy en Tenerife y en la que estuvo acompañado por los senadores Patricia Hernández y Aurelio Abreu, a raíz de una pregunta acerca de las críticas de Coalición Canaria (CC) respecto a que el candidato del PSOE no ha hablado "en ningún momento" de las islas a lo largo de su campaña electoral.

El presidente del Senado incidió en que los próximos comicios "son las elecciones europeas, y no las generales o autonómicas, que ya tocarán cuando les corresponda", por lo que quiso dejar claro que el Partido Socialista "está haciendo una campaña para ganar las elecciones al Parlamento Europeo porque confiamos en nuestro proyecto de izquierda".

"Lo que sería un error es hablar poco de Europa y enzarzarnos en discusiones que poco tienen que ver con este proceso electoral, y cuando se descalifica mucho y se dice poco es porque hay pocas ideas", recalcó Rojo, quien añadió que la política está "para cautivar, para enganchar; por eso, los que gritan mucho es porque tienen pocas ideas y pocas convicciones, y eso no lo compran los ciudadanos, sino que lo rechazan".

Por ello, quiso transmitir a los ciudadanos que participen en las próximas elecciones europeas, y más si cabe en un momento de dificultades como el actual, donde la política "tiene la responsabilidad de que los ciudadanos confíen en ella y les traslade esperanza e ilusión". En este sentido, Rojo dijo entender que la ciudadanía pueda ver las decisiones que se toman en la UE "como algo lejano", pero recordó que Europa "nos ha dado mucho, y sobre todo, aquello que anhelábamos algunos: la libertad, la democracia y los valores que nos hacen importantes a todos y nos hacen persona, que es lo que representa Europa".

CONTRARIO A LAS DESCALIFICACIONES

El presidente de la Cámara Alta, por otro lado, se mostró contrario a las descalificaciones que están primando durante la actual campaña electoral, al considerar que "no conducen a nada". "Me niego a la descalificación y a poner en valor lo que nos separa de otros partidos", afirmó Rojo, quien valoró que la sociedad "está muy bien formada para entender qué es lo que estamos transmitiendo cada uno".

No obstante, reconoció que la descalificación es algo que ocurre en todos los países que van a ir a las elecciones, pero quiso dejar claro que "hay que ir más allá", es decir, "lograr una Europa donde prime un liderazgo político, y son sus instituciones las que tienen que ser el motor para conseguir este propósito".

"Europa tiene que contar con cara y ojos, con un liderazgo potente y fuerte para que los europeos vayamos detrás de ese proyecto político", explicó Rojo, quien dijo echar en falta una política europea que "defienda el proyecto común de lo que representa la UE, algo que nos reprochan los ciudadanos, no sólo en España sino en el resto de estados miembros", concluyó Rojo.