Juntas de Guipúzcoa instan al Gobierno vasco a que mantenga en los presupuestos las ayudas a los familiares de presos

La Cámara foral llama a la Diputación a "adoptar las medidas que fuesen necesarias" si el Ejecutivo de López retira las subvenciones

SAN SEBASTIÁN, 18 (EUROPA PRESS)

Las Juntas Generales de Guipúzcoa aprobaron hoy una enmienda transaccionada por Aralar, PNV y EA, que contó con el apoyo de EB, en la que hacen un llamamiento al Gobierno vasco para que mantenga en los presupuestos del año que viene la línea de subvenciones para los familiares de los presos que están en cárceles fuera del País Vasco.

En la propuesta aprobada, que fue rechazada por PSE y PP, el Parlamento foral llama también a la Diputación de Guipúzcoa a que realice un "seguimiento especial" de la política que vaya a desarrollar el Ejecutivo de Patxi López en lo referente a la citada subvención y, en el caso de que retire las ayudas, "adopte las medidas que fuesen necesarias".

Asimismo, la Cámara guipuzcoana reafirma que está en contra de la "política de dispersión que sufren los presos vascos" y, por tanto, hace un llamamiento al Gobierno central a que "acabe con esta práctica".

ARALAR

La portavoz de Aralar, Rebeka Ubera, matizó que al debatir esta propuesta "se está hablando de los familiares y no de ETA" y subrayó que estas personas "son víctimas del conflicto". "Confundimos las ideas y por eso estamos atascados", consideró Ubera, al tiempo que subrayó que "el odio sólo cierra las puertas y no ayuda a encontrar soluciones" porque "si algo sobra en este pueblo, es sufrimiento y víctimas de todas las partes".

"Vamos mal si este tipo de debates nos lleva a otros tiempos", insistió la portavoz de Aralar, quien abogó por llegar a la "humanización del conflicto" y que en ello la Diputación de Guipúzcoa "ponga su grano de arena".

PNV

Por su parte, la procuradora nacionalista, Maribel Vaquero, pidió al Gobierno de López que mantenga la línea de subvenciones a los presos, así como "coherencia" y que "no actúe en función de intereses políticos". Asimismo, pidió a socialistas y populares que "no mezclen esta propuesta con la deslegitimación del terrorismo, porque no tiene nada que ver".

Además, criticó que se incluya "todo en el conjunto de ETA" y no se tenga en cuenta la reinserción social de los presos en esta iniciativa, al tiempo que insistió en que las ayudas se conceden a las familias "en función de la renta" y no son "un premio".

EA

En su intervención, el juntero de EA Juan Carlos Bengoa reiteró la condena de su formación a la violencia de ETA, para remarcar que con esta propuesta "no se está haciendo apología del terrorismo". En ese sentido, insistió en que las ayudas son "para las familias, para los padres que siempre han condenado y están lejos de las actitudes de sus hijos".

"Si no somos capaces de diseccionar la diferencia entre presos y sus familiares y los castigos que cada uno debe asumir, difícilmente podremos dar pasos adelante", aseguró Bengoa.

El portavoz de EB, Mikel Izagirre, manifestó la "oposición frontal" de su formación a la política de dispersión y consideró "inaceptable" que PSE y PP "equiparen con el entorno de ETA" al resto de grupos por presentar esta proposición.

A su juicio, la dispersión "supone un castigo para las familias" de los presos, cuando ellas "no han cometido el delito". "¿Creen que el familiar de un asesino es también un asesino? Eso lo hacen los talibanes", remarcó.

PP

Por otro lado, el juntero del PP Manuel Michelena consideró "un insulto equiparar en el plano moral a víctimas y asesinos" y acusó a los grupos que han transaccionado esta propuesta de "hacerse eco de la propaganda de ETA".

Para el PP, la obligación del Estado es "evitar que la banda terrorista se reorganice dentro de los centros penitenciarios" a través de la política de dispersión y se felicitó por que la Abogacía del Estado haya recurrido las subvenciones aprobadas por el ex consejero de Justicia, Joseba Azkarraga.

PSE

El portavoz del PSE, José Morcillo remarcó que, aunque los familiares de los presos tengan que hacer muchos kilómetros para verles, "ellos pueden hacerlo, mientras las víctimas, que tienen cerca sus tumbas, no pueden hablar con sus seres queridos". Tras considerar que las formaciones proponentes "tienen una fría equidistancia con las víctimas", se preguntó de qué partida se destinarán esas ayudas si la Diputación decide hacerse cargo de las mismas.

A su juicio, estas ayudas son "un menosprecio para las víctimas" porque es "premiar con dinero de todos a quien apoya la violencia", al tiempo que consideró que la "única solución" para este asunto es que ETA "deje de matar" y que los familiares "clamen" para la que organización terrorista "deje esta locura".