La expulsión de dos diplomáticos aliados por Rusia es "contraproducente" para las relaciones, según la OTAN

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, calificó hoy de "contraproducente" la decisión de Rusia de expulsar a dos diplomáticos aliados de nacionalidad canadiense destinados en Moscú, en respuesta por la expulsión de dos diplomáticos rusos por parte de la OTAN la semana pasada. Sin embargo, el diplomático holandés al frente de la Alianza dejó claro que la decisión de Rusia "no tiene justificación alguna".

"La decisión rusa es muy desafortunada y contraproducente para nuestros esfuerzos de restaurar nuestro diálogo y cooperación con Rusia. Por tanto la OTAN lamenta mucho la actuación rusa y no considera que haya ninguna justificación para ello", lamentó De Hoop Scheffer en un comunicado.

El embajador canadiense en Moscú fue informado hoy por el Ministerio de Exteriores ruso de la revocación por parte de la Federación Rusa del estatus de diplomático del director y vicedirector de la Oficina de Información de la OTAN en Moscú, ambos de nacionalidad canadiense. Ello supone en la práctica el fin de su misión en Moscú, confirmó hoy la OTAN.

El secretario general aliado advirtió de que la labor de la Oficina de Información de la OTAN en Moscú, que recordó "contribuye a un mayor entendimiento público dentro de Rusia acerca de las relaciones entre Rusia y la OTAN" como "principal punto para difundir información dentro de Rusia del papel y las actividades de la OTAN", se verá "afectada de manera significativa" teniendo en cuenta que los dos diplomáticos expulsados son el "único personal internacional" destinado en la Oficina.

En cualquier caso, De Hoop Scheffer subrayó que la decisión de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN de "reimplicarse con Rusia" a la que llegaron en la pasada cumbre del 60 aniversario de la Alianza en Estrasburgo y Kehl a principios de abril pasado "todavía se mantiene". Sin embargo, Rusia confirmó esta semana que no participará en la primera reunión ministerial de Asuntos Exteriores entre Rusia y la OTAN, prevista en las últimas dos semanas de mayo, por los "últimos acontecimientos".

Un alto cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, citado por la agencia rusa Interfax, confirmó ayer que "la retirada de las acreditaciones diplomáticas" a los canadienses será la "respuesta" de Moscú a la expulsión de dos diplomáticos rusos por parte de la OTAN la semana pasada. "No somos nosotros los que hemos iniciado este comportamiento. Nos hemos visto obligados a actuar así", explicó el alto cargo del Ministerio.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, criticó recientemente a la Alianza por la orden de expulsión de dos diplomáticos rusos por su presunta relación con el caso de espionaje de Herman Simm, ciudadano estonio condenado el pasado mes de febrero a más de doce años de cárcel por haber entregado más de 2.000 páginas de información secreta, con implicaciones para la Alianza, al Servicio de Inteligencia Exterior ruso (SVR). La orden de expulsión coincidió con la reanudación de las reuniones formales del Consejo OTAN-Rusia a nivel de embajadores ese mismo día.