La OTAN expresa su "pena" por la muerte de una niña afgana en un "incidente" con sus tropas en Herat

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF, por sus siglas en inglés) manifestó hoy su "sincera solidaridad" con la familia de una niña que murió ayer, domingo 3 de abril, en el curso de "un incidente" con sus tropas en Herat (militares del Ejército italiano), al tiempo que aseguró compartir la "pena" por el fallecimiento de la menor en esta provincia, cuya seguridad corresponde a las Fuerzas Armadas italianas y en la que se encuentra la base que acoge el grueso de las tropas españolas.

"Nuestra sincera solidaridad con la familia de esta niña. Cualquier muerte es una tragedia y la ISAF comparte esta pena con el pueblo de Afganistán. Aunque se registren incidentes como este, la ISAF siempre trabaja muy duro para prevenir bajas civiles", aseguró en un comunicado el portavoz oficial de la misión de la OTAN, el general de Brigada Richard Blanchette.

La operación militar de la Alianza Atlántica reconoció en su nota informativa que la niña afgana murió como consecuencia de un "incidente", cuando el vehículo "no identificado" en el que viajaba se aproximó a un convoy militar de la ISAF sin detenerse "a pesar" de "las señales manuales, las bengalas y los disparos de advertencia" realizados por los militares.

"Las tropas de la ISAF dispararon entonces al vehículo" y, "después del incidente", se descubrió "trágicamente" que una niña afgana que viajaba en el vehículo "resultó muerta". La misión de la OTAN explicó que sus militares están entrenados para tomar "medidas apropiadas" para evitar herir a los civiles "al mismo tiempo que realizan acciones para protegerse cuando están amenazados". Toda precaución fue adoptada para prevenir que este incidente ocurriera", añadió.

La ISAF indicó, por último, que realiza "frecuentemente"· anuncios públicos y campañas de información para mantener informada a las población local sobre "la necesidad" de que sigan las indicaciones del personal militar de la ISAF" que se cuenten cuando viajan por el país "por su seguridad así como por la seguridad de las tropas de la ISAF".

La prensa italiana informó ayer del "incidente" en el que falleció la menor afgana y resultaron heridos tres familiares suyos. Según los medios de comunicación transalpinos, que citan al padre de la menor, fueron las tropas italianas --responsables del Equipo de Reconstrucción Provincial de Herat-- quienes dispararon contra el vehículo. El Ejército italiano admitió el incidente y subrayó el turismo circulaba a gran velocidad en dirección contraria a la de los tres vehículos militares italianos e ignoró las señales de advertencia de los militares.

"Dado que el vehículo continuaba corriendo, pese a las señales y disparos de advertencia, los soldados abrieron fuego apuntando al motor", indicó un portavoz militar italiano por vía telefónica desde Herat. "Se ha iniciado una investigación. No está clara la forma exacta en la que murió la niña", explicó. Precisamente en la provincia de Herat se encuentra desplegado el grueso del contingente español que forma parte de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF), en la que España participa con más de 780 efectivos.

La grabación de una cámara realizada tras el incidente muestra un coche Toyota blanco con las lunas laterales y trasera destrozadas y su chapa acribillada con agujeros de bala. El cadáver de la niña, llamada Behnooshahr, fue trasladada a un hospital de Herat. "Súbitamente escuché un fuerte estallido sin saber lo que era, pero vi que mi hija estaba muerta y mi familia gravemente herida", declaró el padre de la niña, Ahmadi, originario de la vecina provincia de Farah, situada al sur de Herat.