Las familias recurrirán mañana la sentencia coincidiendo con el sexto aniversario de la tragedia

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Familiares del Accidente de Turquía Yak-42 (AFATY) iniciará mañana, martes, los trámites para recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia de la Audiencia Nacional por la falsificación de las identidades de 30 de las 62 las víctimas, que condenó a tres años de cárcel al general médico Vicente Navarro y de 18 meses para los oficiales José Ramírez y Miguel Sáez, informó hoy el abogado de este colectivo, Leopoldo Gay.

Coincidiendo con el sexto aniversario de la tragedia, que costó la vida a 62 militares españoles el 26 de mayo de 2003, la asociación presentará el anuncio del recurso de casación que presentará ante el Supremo. ante la Sección Primera de la Sala de lo Penal, que enjuició estos hechos el pasado mes de abril.

Gay explicó que los abogados que han ejercido la acusación particular durante el juicio presentarán el anuncio de recurso "por prudencia", ya que la decisión de formalizarlo y los términos en que se redactará se fijarán en una asamblea que este colectivo tiene previsto celebrar en las próximas semanas.

En este primer trámite previo a la presentación del recurso ante el alto tribunal, la representación legal del principal colectivo de víctimas alegará "disconformidad con la sentencia en cuestiones de fondo y de forma", entre las que se citará la negativa del tribunal a aceptar determinadas pruebas, como los testimonios del ex presidente del Gobierno José María Aznar, del ex ministro de Defensa Federico Trillo y de su 'número tres', Jaime Jiménez-Ugarte.

OTROS RECURSOS

La Fiscalía de la Audiencia Nacional y otros colectivos de víctimas como el representado por el letrado Leopoldo Torres rechazaron la posibilidad de recurrir la sentencia, al darse por satisfechos con su contenido. Por su parte, el general Vicente Navarro también valoró durante este fin de semana la posibilidad de recurrir la resolución judicial, según explicaron a Europa Press fuentes de su defensa.

El tribunal, presidido por el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, condenó el pasado martes a Navarro a una pena de tres años de cárcel por un delito de falsedad en documento oficial, a dos años de inhabilitación y al pago de una multa de 1.800 euros. Además, le impuso el pago de una indemnización de 10.000 euros para cada una de las familias de las víctimas en concepto de responsabilidad civil.

Los dos oficiales médicos que trabajaron en la comisión como subordinados de Navarro, José Ramírez y Miguel Sáez, fueron condenados como cómplices a una pena de un año y medio de cárcel cada uno y sancionados con un año de inhabilitación. Además, deberán abonar una multa de 900 euros cada uno.