Leguina dice que Aído y el PSOE se meten en "jardines" porque les interesa que los obispos salgan a la calle

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El ex diputado socialista Joaquín Leguina ha decidido terciar en el debate surgido a raíz de la decisión del Gobierno de aprobar una ley de plazos del aborto y lo ha hecho para criticar a los "dirigentes del nuevo socialismo" que, a su juicio, se "meten en jardines científicos", buscando que los obispos salgan a la calle para protestar contra la nueva ley porque eso beneficiaría al Gobierno.

Así se pronuncia Leguina en un artículo de su página personal de Internet, recogido por Europa Press, y que ha colgado días después de que la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, afirmara que un embrión de trece semanas es un ser vivo, pero no humano.

Aunque no cita nombres, el ex presidente de la Comunidad de Madrid descalifica a los "dirigentes del nuevo socialismo" que se meten "en jardines científicos y en complejos recovecos morales que afectan a lo más íntimo de las conciencias".

Y es que, desde su punto de vista, el debate político "no puede girar, como lo está haciendo, en torno a si el aborto es bueno o es malo" o sobre si se está "a favor o en contra de la vida", sino sobre si se es o no partidario de que "las mujeres que aborten y quienes las ayuden a hacerlo vayan a la cárcel o no vayan".

CONTRA EL OPORTUNISMO

"No quisiera hacer un juicio de intenciones, pero me temo -una vez más- que detrás de este planteamiento (que va mucho más allá del objetivo de una ley despenalizadora) los sempiternos asesores electorales buscan provocar que los obispos salgan a las calles asustando al personal y metan en las urnas un millón de votos socialistas", asegura.

Leguina, quien subraya que los socialistas ya utilizaron esta estrategia antes de las elecciones generales del año pasado, deja claro que no comparte estos movimientos tácticos. "Si eso es así, pues -qué quieren que les diga- yo no estoy de acuerdo con tanto oportunismo y menos a propósito de un asunto tan delicado como éste", argumenta en su texto.

En cualquier caso, el ex dirigente socialista, subraya que la futura legislación sobre el aborto deben corregir los "fallos" de la actual "pasando de una enumeración de las causas despenalizadoras a la determinación de plazos máximos tras el embarazo, dentro de los cuales se podrá abortar sin incurrir en un delito".

"Quienes somos partidarios de la despenalización del aborto no deseamos que se produzcan abortos, queremos solamente que las mujeres que aborten y los profesionales que realicen los abortos no tengan que ir a la cárcel por ello", agrega.