LM.- Chaves incide en la necesidad de alcanzar un acuerdo ante los "intereses contradictorios" entre CCAA

Barreda: "Castilla-La Mancha debe tomar de nuevo la iniciativa para organizar un nuevo consenso para desbloquear la situación"

TOLEDO, 6 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, incidió hoy en la necesidad que alcanzar el consenso en la negociación de la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, ante los "intereses contradictorios" entre comunidades autónomas.

A preguntas de los medios, durante la rueda de prensa que ofreció tras el encuentro que mantuvo con el presidente regional, José María Barreda, el responsable nacional de Política Territorial admitió que en un Estado descentralizado, como es el español, "es normal que entre las autonomías surjan intereses contradictorios, y en estas situaciones es más necesario el consenso".

Así las cosas, el responsable nacional de Política Territorial alabó el papel del presidente regional a la hora de defender los intereses de Castilla-La Mancha en la negociación del texto, y el esfuerzo que está realizando para poder alcanzar un acuerdo en la norma fundamental de todos los castellano-manchegos.

Por su parte, Barreda, recordó que en Castilla-La Mancha "hicimos correctamente el trabajo, cuando las Cortes, por unanimidad, aprobaron la reforma del Estatuto de Autonomía, unanimidad que era importante obtener para que el texto tuviera éxito en el Congreso de los Diputados".

"Pero lamentablemente --continuó Barreda--- en la toma de consideración del texto en el Congreso se evidenciaron diferencias que luego quedaron de manifiesto en las enmiendas que los dos grupos presentaron en la Comisión Constitucional".

EL ESPÍRITU DE LO ACORDADO

Según Barreda, mientras el PSOE mantiene "el espíritu de lo que fue acordado de manera unánime en el Parlamento regional, el PP que ha cambiado de posición".

"Esa falta de unanimidad ha quebrado la reforma, que lleva empantanada meses en el Congreso de los Diputados", y por ello defendió que "Castilla-La Mancha debe tomar de nuevo la iniciativa para organizar un nuevo consenso para desbloquear la situación".

"Las noticias que me llegan de las declaraciones que hace la presidenta del PP es pedir tranquilidad en la medida que considera que hay cabos sin atar, y como quiero fervientemente un acuerdo prefiero esperar a que esto suceda", dijo.

Eso sí, apostilló el presidente regional, en ese acuerdo deben prevalecer los intereses de los castellano-manchegos sobre los partidistas, y sobre todo, debe contemplar una reserva hidráulica que garantice las necesidades de la región y su desarrollo.