Lockheed confía que Abengoa colabore en el futuro en su programa de Energía Solar Concentrada en terrenos desérticos

Asegura que volverá a conversar con la española para cooperar y destaca el papel de Rioglass en proyectos fotovoltaicos

MOORESTOWN (NEW JERSEY), 13 (Del enviado especial de Europa Press Borja Díaz-Merry)

El vicepresidente de Sistemas Marítimos de Lockheed y responsable de Energías Renovables, Rich Lockwood, aseguró hoy que su compañía confía en volver a dialogar "en el futuro" con la empresa española Abengoa para contar con su cooperación en el desarrollo de sistemas de Energía Solar Concentrada, concebidos principalmente para terrenos desérticos.

En una jornada informativa sobre las actividades y programas liderados por Sistemas Marítimos de Lockheed, el directivo norteamericano explicó que Lockheed y Abengoa mantuvieron "en el pasado" conversaciones "a muy alto nivel" sobre la cooperación en el desarrollo de este tipo de programas, que ahora asume sin su colaboración la firma estadounidense y que cuenta con la participación de la empresa española Rioglass.

La empresa norteamericana mostró a un grupo de periodistas españoles el primer prototipo de este nuevo sistema para obtener energía a partir de la luz del sol y que está basado en un conjunto de espejos diseñados por Rioglass. Los espejos están concebidos para captar la luz solar y dirigirla a un dispositivo cargado con aceite, que, a su vez, emite vapor para mover una turbina que produce la energía.

El manager general de Programas Solares de Lockheed, Brack Bruno, aseguró que el proyecto comenzará a operar "dentro de unas cuatro semanas" y que su objetivo es conseguir energía a partir de la luz solar en diferentes terrenos, pero con especial atención a los emplazamientos desérticos, en los que las altas temperaturas son casi una constante.

ESPEJOS ESPAÑOLES

Explicó que el programa permitirá conseguir en un estado de características meteorológicas similares a Arizona unos 3.000 megawatios, energía suficiente para unos 75.000 hogares. El sistema lograría esa energía con unos 3.500 equipos idénticos al que Lockheed Martin posee en su factoría de Moorestown y cuyo principal componente es el conjunto de espejos cóncavos fabricado por Rioglass.

La planta de Energía Solar Concentrada, de unos 1.000 metros de largo y cinco de alto, está sustentada en unos ejes que permiten dirigir los espejos en todo momento hacia la luz del sol, de tal modo que la energía incide en la tubería llena de aceite y activa el proceso de evaporación que produce la energía.

Por su parte, el vicepresidente de Sistemas Marítimos de Lockheed, Orlando Carvalho, destacó la participación española en programas de primera línea de su compañía como la colaboración en el sistema de combate AEGIS integrado en las nuevas fragatas de Noruega, Japón, Corea del Sur y Australia.

ENERGÍA POR LAS DIFERENCIAS DE TEMPERATURAS EN EL MAR

Carvalho desglosó algunos de los principales proyectos de energías renovables de Lockheed, entre los que destacó el sistema de Conversión Termal de Energía Oceánica, basado en la obtención de energía con la implantación de boyas en el mar que captan las diferencias de temperaturas. Sobre este programa, aseguró que está en una de sus últimas fases más de 30 años de investigación y que podrá generar 10 megawatios de energías situando boyas en aguas próximas a la costa y en plena alta mar.

Otro de los programas que desgranó fue el sistema Combustible Sintético, que transformará materia vegetal en combustible diésel con un dispositivo del tamaño de un refrigerador. Carvalho aseguró que este programa está en fase avanzada y que esperan firmar en el futuro próximo un contrato con las Fuerzas Armadas, al tiempo que incidió en la importancia del proyecto porque el ahorro del combustible en misiones de paz con este sistema supone, indirectamente, una "reducción de bajas" porque implica la disminuición de la necesidades de camiones cisternas.