Lockheed reconoce diálogos sobre contratación del Super Hércules con cinco clientes del programa europeo A400M

Admite que los cinco países, entre los que no figura España, le han consultado sobre su avión por el retraso de la aeronave europea

FORTH WORTH (TEXAS, EEUU), 11 (Del enviado especial de Europa Press Borja Díaz-Merry)

La compañía aeronáutica estadounidense Lockheed Martin reconoció hoy que ha mantenido conversaciones con cinco naciones clientes del programa del avión de transporte europeo A400M sobre la posibilidad de contratar su avión de carga Super Hércules C130J ante el retraso que sufre la aeronave fabricada por el consorcio aeroespacial EADS.

En la presentación del grupo empresarial norteamericano en su factoría de Forth Worth (Texas, Estados Unidos), el director de Marketing para Europa de la División de Aeronáutica de Lockheed, el general de División retirado Bob Dulaney, admitió que su compañía ha conversado con cinco naciones del 400M sobre la más moderna versión del Hércules, que ofrece mayor potencia, velocidad y capacidad de carga y tiene un tren de aterrizaje más resistente.

Al ser consultado por los nombres de los cinco países que podrían estar estudiando una alternativa al A400M hasta su entrada en servicio, Dulaney prefirió no concretar los nombres de las naciones, admitió únicamente que una de ellas es Reino Unido y aseguró que España no figura en esa lista de cinco clientes de los nueve principales del programa multinacional liderado por EADS.

El general retirado de la Fuerza Aérea estadounidense afirmó que las conversaciones no implican que esos países estén buscando un sustituto del avión de transporte estratégico europeo e incidió en que sólo evalúan la posibilidad de contar con una "solución interina" hasta que el A400M, una vez superadas las demoras, entré en servicio.

En este sentido, recalcó que el Super Hércules, la versión más moderna y avanzada en capacidades del veterano y multinacional Hércules C130, puede suponer "una fuerza muy complementaria" al avión estratégico europeo en los despliegues en operaciones internacionales de mantenimiento de la paz. Afirmó, además, que los cinco países del A400M que han consultado sobre el Super Hércules contemplarían la adquisición del modelo americano manteniendo las unidades contratadas de la aeronave de Airbus Military, la división española integrada en Airbus.

De mayor alcance operativo y con capacidad de carga superior al Hércules C130J, el programa del avión de transporte europeo A400M cuenta con la participación de nueve naciones, las siete fundadoras: Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Bélgica, Luxemburgo e Italia; y las dos últimas incorporaciones: Sudáfrica y Malasia.

El vicepresidente de Lockheed Martin y de su División de Movilidad Aérea y Programas Especiales de Fuerzas Aéreas, James Grant, explicó, por su parte, que el avión de transporte Super Hércules cumple los requerimientos para trasladar el 95 por ciento de las cargas de las fuerzas aéreas que participan en misiones de paz y reconoció que el cinco por ciento restante corresponde a medios como algunos de los vehículos blindados resistentes a minas (MRAP, por sus siglas en ingles).

Grant afirmó que su empresa está estudiando modificaciones de fuselaje en la aeronave de carga para poder transportar vehículos blindados MRAP y otros medios y que, en la actualidad, se debate sobre la posibilidad de que el siguiente modelo continúe siendo "pesado y letal" o más ligero y con menor capacidad de ataque. En todo caso, aclaró, Lockheed todavía no ha adoptado una decisión sobre esa posible modificación del C130J.