López Aguilar cree que la derecha está "enrabietada por su hambre atrasada de poder"

El candidato a las europeas pide su compromiso "en especial" a los jóvenes

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 (EUROPA PRESS)

El candidato del PSOE a las elecciones europeas y secretario general del PSC-PSOE, Juan Fernando López Aguilar, afirmó hoy durante el acto de precampaña para las elecciones europeas en Santa Cruz de Tenerife que la derecha está "enrabietada por su hambre atrasada de poder".

López Aguilar pronosticó que "este partido lo vamos a ganar porque lo estamos jugando en casa" y confesó que "estas últimas horas" estuvo "muy entretenido" y pidió indulgencia si no se le encuentra "muy elocuente, pese a estar "más contento que nunca".

Quiso marcar la diferencia "entre la derecha y la izquierda para poner en su sitio a esa derecha gris, peor que gris en blanco y negro, como esa foto de Aznar con sus ministros. Una derecha decadente, triste, 'mayor', de pasado que no es para nada una foto estimulante de futuro", apostilló. Subrayó que esa derecha "se ha dedicado a castigar a la ciudadanía con malas noticias, anunciando la ruptura de España, y ahora se dedica a regocijarse en la crisis sin poner ninguna solución".

Frente a las malas noticias 'populares', López Aguilar dio dos buenas noticias: la presencia de Rodríguez Zapatero en Tenerife y que "vamos a ganar el 7 de junio". Una meta que alcanzarán "explicando lo que está en juego" mientras al PP --agregó-- sólo le mueve su "hambre atrasada de poder". A los que le reprochan que se vaya Europa, López Aguilar les espetó que no se va a Europa, "ya estoy en Europa".

En esta línea, recalcó que cuando se habla de la UE "estamos hablando de nosotros mismos". Así recordó que durante los últimos 25 años Canarias ha mejorado gracias a Europa, en equipamientos, infraestructuras, prestaciones sociales y protección para el plátano. Añadió que Europa es libertad e integración.

Según López Aguilar, el PSOE será a partir del 7 de junio el primer partido del Parlamento Europeo. El también ex ministro de Justicia quiso explicar lo que está en juego porque la Cámara europea será el más decisivo de la historia porque "vivimos en un mundo en crisis, una crisis global, que no ha nacido en Canarias, ni en España, pero que tiene rostro humano". La situación actual --subrayó-- "no la han provocado los nuestros". "En la respuesta está la diferencia" y matizó "no necesitamos leer las páginas color salmón para saber lo que es el paro porque trabajamos para la gente que lo está pasando mal".

UN PP "SIN PROPUESTAS"

"La derecha sólo piensa en recalentar a los que ya están calentitos" mientras el PSOE está del lado de los que necesitan que los poderes públicos reaccionen ante la crisis, apuntó. Respecto al Debate sobre el estado de la Nación dijo que "esa derecha enrabietada en su hambre atrasada" sólo quiere "contar parados como si contaran las baldosas del empedrado que los llevará a la Moncloa". Así, opinó, el PP se llevó un "tremendo revolcón" por no hacer propuestas.

En esta punto, señaló que el ex presidente José María Aznar es el único que ha propuesto el abaratar el despido, congelar las pensiones y el salario mínimo y reducir el gasto público. Recordó que, a su juicio, durante los mandatos de Aznar el PP cercenó los derechos de los trabajadores a base de "decretazo".

López Aguilar vio necesario hablar de "la importancia del voto" y de los derechos de los ciudadanos para evitar que gane un partido que se pone del lado de los corruptos. También se refirió a la "cara dura" de un Gobierno canario que quiere presentarse como "ajeno" a las causas y efectos de la crisis.

Asimismo, habló del vicepresidente y consejero de Economía del Gobierno canario, José Manuel Soria, que "sólo se dedica a enredar, mentir y criticar a la policía". En definitiva, estimó que Soria es "una vergüenza" para el archipiélago de la que los canarios se pueden "librar votando".

Como contraposición al PP, López Aguilar pidió su compromiso en especial a la gente joven para respaldar a un PSOE "verde" y apostilló que "cada generación tiene el deber de conquistar más derechos y conservar los que tiene". Así opinó que Canarias "merece un gobierno decente que tanto echa de menos".

"ORGULLOSA Y SEGURA"

Por su parte, la senadora del PSOE por Tenerife, y vicesecretaria insular del partido en la isla, Patricia Hernández, recalcó que "venimos dispuestos a ponernos el equipaje y a salir a ganar". La representante tinerfeña en la Cámara Alta se manifestó "orgullosa y segura de que José Luis Rodríguez Zapatero sea presidente del Gobierno" porque "contigo no va a pagar la crisis quien no la ha causado".

En esta línea, habló de los "pelotazos urbanísticos" de los partidos en Canarias que provocan situaciones "dramáticas en los ayuntamientos". Según Hernández, el Gobierno regional da la espalda a los más perjudicados por la crisis y recomendó al presidente canario Paulino Rivero que ahorre dinero en asesores, en coches de lujo, al tiempo que recomendó al alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, que "devuelva el dinero del pelotazo de Las Teresitas y verá como le salen las cuentas".

La senadora opinó que el PP sólo habla de moral cuando se trata de limitar el derecho de las mujeres para decidir sobre su propia cuerpo. Hernández apostó por una Europa que luche "con todas sus fuerzas para que 500 personas no mueran por meningitis al mes", que no consienta que "se frivolice" con el virus del SIDA, aquí aprovechó para decir que "el SIDA se evita usando preservativo". En definitiva, felicitó a Rodríguez Zapatero por elegir a ese "nuevo papá igualitario de un niño y una niña" para liderar la candidatura socialista a las europeas.

Por su parte, el secretario general de la Agrupación Socialista de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Corrales, consideró que "nos merecemos un gobierno mejor, con las manos limpias como el que encabeza en España José Luis Rodríguez Zapatero". Según Corrales la derecha quiere una Europa donde "sea normal el racismo y la xenofobia" y pidió "más cultura y menos cemento, más medio ambiente y menos cambio climático". También abogó por acabar con una bomba de destrucción masiva que es el "hambre en el mundo".