López promete ante el Árbol de Gernika desempeñar fielmente el cargo de Lehendakari desde "el respeto a la Ley"

Recita un poema de Szymborska que dice en una estrofa "Verás que la paz se fragua. Aunque seamos distintos. Cual son dos gotas de agua"

GERNIKA (VIZCAYA), 7 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Patxi López, prometió hoy su cargo ante el Árbol de Gernika, en la Casa de Juntas de Gernika, como presidente del Gobierno vasco utilizando el Estatuto de Autonomía del País Vasco y la fórmula: "De pie, en tierra vasca bajo el árbol de Gernika, ante vosotros representantes de la ciudadanía vasca, en recuerdo de los antepasados, prometo desde el respeto a la Ley, desempeñar fielmente mi cargo de lehendakari".

Previamente, en el interior del Salón de Plenos de las Juntas Generales de Gernika asumió su cargo, con la mano sobre un ejemplar el Estatuto de Gernika. "Tomo posesión y asumo el cargo de Lehendakari del Gobierno del País Vasco así como de la condición de representante ordinario del Estado en su territorio, y prometo cumplir las obligaciones de mi cargo con lealtad a la Corona, al Estatuto de Autonomía de Gernika, y demás leyes vigentes", declaró.

El pleno de toma de posesión del lehendakari, Patxi López, se inició a las once de la mañana, en la Casa de Juntas de Gernika. Desde una hora antes comenzaron a llegar los invitados que fueron ocupando sus lugares asignados en el interior del salón de plenos.

La presidenta de las Juntas Generales de Vizcaya, Ana Madariaga, recibió a la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, a quien entregó la 'makila' de las Juntas, así como al resto de los integrantes de la Mesa del Parlamento vasco que fueron los encargados de dar la bienvenida a los dos lehendakaris, el saliente y el entrante. Todos ellos accedieron al interior del salón de pleno, donde se les recibió con el "Agur Jaunak".

El secretario primero de la Mesa del Parlamento vasco, Jesús Loza, dio lectura a la certificación del acuerdo del Pleno de la Cámara vasca en el que Patxi López fue elegido lehendakari, así como también al Real-Decreto de nombramiento.

En la Sala de Juntas, frente a los miembros de la Mesa del Parlamento vasco, el lehendakari asumió su cargo, con la mano sobre un ejemplar del Estatuto de Gernika en la mesa utilizada por los anteriores lehendakaris.

López, que no utilizó ningún tipo de simbología religiosa, dijo tomar posesión y asumir el cargo de lehendakari del Gobierno del País Vasco, así como de la condición de "representante ordinario del Estado en su territorio" y prometió cumplir las obligaciones de su cargo "con lealtad a la Corona, al Estatuto de Autonomía de Gernika, y demás leyes vigentes".

El método utilizado por López difiere en algunos puntos del utilizado por Juan José Ibarretxe cuando accedió a la Lehendakaritza, que, sobre una primera edición de la Biblia en euskera, pronunció su juramento "Ante Dios humillado, en pie sobre tierra vasca, en recuerdo de los antepasados, bajo el Arbol de Gernika, ante vosotros, representantes del pueblo, juro desempeñar fielmente mi cargo".

Tras prometer su cargo, el lehendakari saliente, Juan José Ibarretxe, le hizo entrega de la makila al nuevo lehendakari, que salió al exterior de la Casa de Juntas de Gernika, para prometer de nuevo su cargo bajo el Árbol de Gernika, manteniendo la tradición simbólica iniciada por el lehendakari José Antonio Agirre el 7 de octubre de 1936, de jurar el cargo bajo el Árbol de Gernika.

"De pie en tierra vasca, bajo el árbol de Gernika, ante vosotros, representantes de la ciudadanía, en recuerdo de los antepasados, desde el respeto a la Ley, prometo desempeñar fielmente mi cargo", pronunció el lehendakari, que utilizó el tiempo designado para su discurso para dar lectura dos poemas ya que, según indicó, "no es tiempo de discursos, que tienen otro tiempo y otro lugar".

En concreto, eligió el poema 'Maiatza' del poeta vasco Kirmen Uribe y el titulado 'Nada dos veces' de Wislawa Szymborska, premio Nobel de Literatura en 1923. "Entre sonrisas y abrazos. Verás que la paz se fragua. Aunque seamos distintos. Cual son dos gotas de agua", concluye el poema de Szymborska.

Tras el aurrezku de honor, la ceremonia se entonó el 'Gernikako arbola' y posteriormente la banda de la Ertzaintza interpretó el himno de la Comunidad Autónoma Vasca.

López, que estuvo acompañado en todo momento por su mujer, la edil del PSE de Bilbao, Begoña Gil, recibió la enhorabuena de todos los congregados, fundiéndose en largos abrazos con el alcalde de Portugalete, Mikel Torres, Manuel Chávez y Fernández de la Vega.

Finalizados todos los actos, la presidenta del Parlamento vasco agradeció su colaboración a la presidenta de las Juntas Generales y le devolvió la makila.

ESTATUTO DE GERNIKA. EL LIBRO

Patxi López prometió su cargo de lehendakari sobre un ejemplar del Estatuto de Autonomía del País Vasco realizado a tal efecto. La portada, hecha en chapa de acero -de la que se utiliza para fabricar coches- troquelada y fresada, utiliza la imagen de las letras como "valor de compromiso escrito". Los troqueles de la E, de Estatuto y Euskadi, la P y la V,, de País Vasco, dejan ver al final del hueco el título: Estatuto de Autonomía del País Vasco, 1979.

La chapa, como material industrial, y el de lino y algodón hecho artesanalmente, dan cuerpo al articulado del Estatuto. El lomo del libro con la costura vista quiere recordar "la posibilidad -siempre abierta- de transformación y cambio. Nada está definitivamente atado, nada es inmutable".

INVITADOS

A la toma de posesión como lehendakari de Patxi López asistieron numerosos invitados, entre ellos y por primera vez, representantes de las asociaciones de víctimas del terrorismo. Entre los representantes del Gobierno de España estuvieron presentes la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el ministro de Política Territorial, Manuel Chávez, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, el presidente del Senado, Javier Rojo, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces. Junto a ellos, estuvieron los anteriores lehendakaris Jose Antonio Ardanza y Carlos Garikoetxea.

Entre los representantes de las Comunidades Autónomas, también asistieron los presidentes de Asturias, Vicente Álvarez; de Castilla La Mancha, José María Barreda; de Cantabria, Miguel Revilla; de Castilla y León, Juan vicente Herrera; y de Aragón, Marcelino Iglesias.

Presidentes de distintas Asociaciones de Víctimas del Terrorismo fueron invitados al acto, entre ellos, José Vargas, en representación de la Asociación catalana de Víctimas, y David Bisbal, de víctimas de Cataluña, así como el presidente Asociación de Víctimas del Terrorismo, Juan Antonio García Casquero, y la presidenta de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, junto a Natividad Rodríguez, de la Fundación Fernando Buesa.

Por parte de sindicatos y patronal, acudieron el secretario general de CC.OO. Euskadi, Unai Sordo, y el secretario general de Confebask, José Guillermo Zubia, entre otros.

También figuraban entre los invitados los tres diputado generales, José Luis Bilbao (Vizcaya), Markel Olano (Guipúzcoa) y Xabier Agirre (Alava), así como los tres presidentes de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero; de Alava, Juan Antonio Zarate; y de Vizcaya, Ana Madariaga.

Además, entre los asistentes estaban el alcalde de Vitoria, Patxi Lazkoz; el alcalde de Gernika, José María Gorroño; el rector de la UPV, Iñaki Goirizelaia; el ex rector Manuel Montero; el rector de Mondragon, Josu Zabala; y el presidente de Eusko Ikaskuntza, José María Muñoz.

En Gernika se dieron cita parlamentarios de todos los grupos políticos y junteros y concejales socialistas y populares. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, estuvo acompañado por la secretaria general el PP, María Dolores de Cospedal.