Los combates entre fuerzas gubernamentales e islamistas se cobran la vida de 139 personas en Mogadiscio

MOGADISCIO, 14 (Reuters/EP)

Los combates que libran las fuerzas gubernamentales somalíes junto con sus aliados, los islamistas moderados, y la milicia radical de Al Shabab se han cobrado la vida en una semana de 139 personas en la capital, Mogadiscio, la mayoría de las cuales han muerto en el fuego cruzado de proyectiles de mortero y armas ligeras.

Los casi 20 años de conflicto ininterrumpido en Somalia han provocado decenas de miles de muertos y millones de desplazados, que han visto como hasta 15 intentos de crear un gobierno central estable han fracasado estrepitosamente, hundiendo aún más al país en una de las peores crisis humanitarias del mundo, lo que ha desestabilizado toda la región del Cuerno de África.

Según Yasin Alí Gedi, vicepresidente del Grupo Elman por la Paz y los Derechos Humanos, con sede en la capital somalí, informó hoy de que "26 civiles murieron y 98 resultaron heridos el miércoles y el jueves", por lo que se unen a los 113 de los que ya había informado previamente. "Miles también han sido evacuados en este periodo porque los enfrentamientos se han extendido a nuevos distritos", añadió.

El grupo miliciano Al Shabab, islamista radical, tiene el apoyo de varias bandas que se oponen al gobierno del jeque Sharif Ahmed, antiguo líder insurgente, quien a su vez cuenta con el respaldo de la comunidad internacional y es ayudado en combate por líderes islamistas moderados.

Pero en el país también hay desplegada una fuerza de la Unión Africana (UA). Los vecinos de Mogadiscio acusan a las tropas de la misión AMISOM de bombardear los escondites de los insurgentes y de provocar numerosos daños materiales en la ciudad.

"Les vi transportando diez cadáveres y decenas de heridos en minibuses. Todos eran opositores porque llevaban máscaras", explicó un vecino. Soldados del Gobierno también murieron, pero sólo pude contar tres. Estoy seguro de que hay más. Estamos huyendo del bombardeo de la AMISOM", explicó un vecino.

Sin embargo, el portavoz de la UA, Barigye Ba-Hoku, aseguró que las tropas no están implicadas "en ningún combate ni bombardeo" y que la oposición les culpa de ello como excusa para atacar sus bases.

Mientras, las ONG que operan en Somalia advirtieron hoy de que los peores combates que han ocurrido en este país en meses está agravando aún más la ya existente emergencia humanitaria. En poco más de dos años, desde que el Ejército recuperara el control de Mogadiscio tras años tomado por los insurgentes, han muerto unas 17.700 personas y casi 30.000 han resultado heridas en Somalia, según Elman.