Los jueces ven "coherente" la decisión del Constitucional

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Las principales asociaciones judiciales celebraron hoy la decisión del Tribunal Constitucional de permitir a la coalición Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (II-SP) acudir a las elecciones europeas en contra de la decisión del Tribunal Supremo, que anuló la lista al considerarla sucesora de Batasuna. Los jueces calificaron la postura del TC como "coherente", valoraron positivamente que no traspasase "la línea roja" e indicaron que lo contrario "hubiese sentado un precedente" para el futuro.

El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García, defendió que la sentencia del Constitucional es "razonable, ajustada y plenamente coherente a su propia doctrina", ya que los elementos indiciarios analizados "no tenían la suficiente entidad probatoria para sacrificar el principio de participación política ejercido en términos de igualdad".

El responsable de la asociación mayoritaria, de tendencia conservadora, pidió a los que critican la decisión del alto tribunal que "se lean la sentencia y no opinen sobre el vacío ni a partir de argumentos extrajurídicos".

Por su parte, el portavoz de la asociación Francisco de Vitoria (FdV), Marcelino Sexmero, admitió que "la situación de II-SP no era similar a la de anteriores coaliciones y partidos 'abertzales' y existía una cierta duda". "Había que traspasar una línea roja y el TC no la ha traspasado", añadió Sexmero, quien recordó además que el propio Tribunal Supremo "anuló la candidatura sin lograr la unanimidad de todos sus magistrados".

"Es una cuestión muy compleja estamos hablando de ilegalizar un partido e impedir a unos ciudadanos el derecho a participar en unas elecciones, es un derecho fundamental de toda la democracia y hay que tener mucho cuidado", dijo el presidente del Foro Judicial Independiente (FJI).

Según dijo, las pruebas no eran "suficientes para restringir este derecho, sobre todo porque podría sentar un precedente para en el futuro restringir derechos de manera menos fundamentada".