M

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha absuelto a 10 de los 14 acusados por su integración en una célula islamista con base en Santa Coloma de Gramanet. Esta trama, desarticulada en la conocida como 'Operación Tigris', habría ayudado a huir a algunos de los autores del 11-M. Esta resolución supone una rebaja signficativa respecto a lo que solicitaba la Fiscalía, que pedía penas de entre seis y 14 años de prisión para 13 de los acusados.

Concretamente, el tribunal ha condenado sólo a Kamal Ahbar y Samir Tahtah a nueve años de cárcel por integración en organización terrorista, a 5 años por colaboración a Mohamed El Idrissi y a dos años por falsificación a Hamed Hamu. La sentencia hecha pública anula la intervención de los correos electrónicos en los que se basó parte de la instrucción desarrollada por el juez Baltasar Garzón.

De los 13 procesados que se sentaron en el banquillo en la primera sesión del juicio --uno de ellos, Abdelbarie Dahane, acusado por colaboración ya se encontraba en libertad provisional-- tan sólo permanecían actualemente en prisión tres presuntos terroristas. Se trata del segundo supuesto líder del grupo, Samir Tahtah, para quien la fiscal pidió 14 años de prisión; Kamal Ahbar, otro de los principales acusados para quien el Ministerio Público pidió 10 años de cárcel y Mohamed el Idrissi.

El pasado 24 de marzo la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional puso en libertad a nueve de los acusados, entre ellos, el segundo supuesto líder del grupo Khaled Adibi, para quien la Fiscalía también pedía la pena más alta de 14 años. Además, los presuntos terroristas a los que el tribunal también comunicó su libertad son Yagoub Guemereg, Driss Belhadj, Said el Mauzmozzi, Ridouane el Ouarma, Tarek Hamed Aum, Bilal El Saiti, Mustafa Mohamed Abdeselam y Abdelmalik Abselam Amak.

El Ministerio Público defiende que la red colaboró en la huída de España de varias personas vinculadas con los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, entre ellas autores materiales como Mohamed Afalah --al que se considera huido tras los atentados de los trenes de cercanías de Madrid y muerto en Irak-- el suicida de Leganés Daoud Ouhnane o Abdelilah Hriz, que fue condenado recientemente en Marruecos a la pena de 20 años de prisión por su participación en los atentados del 11 de marzo.