Manuel Vázquez acusa a Feijóo de "escapismo político" y éste le pide "cien días" para juzgar sus medidas

El presidente promete "no defraudar" a los sectores en crisis frente a las críticas del PSdeG, que le exige que "empiece a gobernar"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente del Grupo Parlamentario del PSdeG, Manuel Vázquez, acusó hoy al jefe del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, de practicar el "escapismo político" con los problemas de Galicia y le exigió que "empiece a gobernar". "Espere a los cien primeros días para ver lo que vamos a hacer", replicó contundente Núñez Feijóo.

En respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por Vázquez en el pleno del Parlamento gallego, el jefe del Ejecutivo autonómico prometió "no defraudar" a los sectores de la leche o de la automoción, especialmente afectados por la crisis económica, ni a los trabajadores que se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE).

Frente a las críticas de Vázquez, quien le pidió que no "escape" de las dificultades de los gallegos y habilite medidas "reales" contra la crisis como el aumento de las compensaciones para los trabajadores afectados por un ERE del 70 al 90 por ciento, Núñez Feijóo realizó un repaso de la "coyuntura económica" de Galicia, "heredada" de la Xunta del bipartito.

Así, resaltó que la comunidad registra más de 210.000 personas en situación de desempleo, un incremento de la morosidad que supera el 200 por ciento, un "agujero" de 600 millones en los ingresos de la Xunta y "ausencia" de crédito para aplicar la Ley de Dependencia, cuyas prestaciones, garantizó, "pagará" en todo caso su Gobierno.

"Vamos a pagar la dependencia", insistió Feijóo y recriminó a Vázquez que "no pida disculpas" por el "agujero" en las cuentas públicas que dejó la anterior Xunta y a exigir el "pago" de prestaciones "ni siquiera tenía previstas" el Gobierno de Touriño. "¿A quién quieren engañar?", se preguntó.

PETICIONES DE APOYO

En este contexto, Núñez Feijóo garantizó que su Gobierno "no dejará en la estacada" a los parados, pero matizó que su objetivo prioritario será que los trabajadores no pierdan su empleo. "Ésa es la principal diferencia entre nosotros", apostilló.

Tras el análisis de la situación económica de la comunidad, el presidente gallego resaltó algunas de las medidas anunciadas por su Gobierno para hacerle frente, como el "reajuste" de los presupuestos o un plan de austeridad en la Xunta. También aludió a su intención de inyectar liquidez al sector lácteo, "ahogado" por la crisis, y reclamó al PSOE su apoyo en las medidas anunciadas para reflotar este sector.

"Le damos la mano en lo de la leche", replicó Manuel Vázquez, pero exigió al mandatario gallego que abandone "el voluntarismo" y ponga "voluntad" para solucionar los problemas de Galicia, de los que "no puede escapar".

"No puede convertir el Parlamento en el muro de las lamentaciones, su deber es gobernar", espetó a Feijóo y le pidió que aclare si participará en el plan de ayudas al automóvil que el presidente estatal anunció ayer en el Debate sobre el Estado de la Nación, cofinanciado por empresas, comunidades y Ejecutivo central.

Como hizo ayer, Feijóo ratificó hoy su desacuerdo con este planteamiento y respondió a Vázquez que los socialistas tienen la oportunidad de votar en el Congreso a favor de una propuesta del PP, para que el Estado financie un 'Plan Prever' de 1.500 euros por vehículo, como hizo Francia y Alemania.

"Vaya, parece que no está de acuerdo", reflexionó Feijóo ante los gestos de desacuerdo de las bancadas socialistas y lamentó la oposición de Vázquez a esta propuesta y que "sí esté a favor" de "incrementar sin límites" el agujero de 600 millones de euros en las arcas públicas.

"RESPETO" POR TOURIÑO

En el transcurso del debate, ambos dirigentes se felicitaron mutuamente por sus nuevas responsabilidades al frente del Gobierno y del PSdeG, respectivamente, y se lanzaron varias ofertas "de diálogo y colaboración" en defensa del interés de Galicia.

No obstante, Manuel Vázquez fue muy crítico con Feijóo, al que acusó de culpar al ex presidente socialista Emilio Pérez Touriño y a su gobierno de "todos los problemas" que sufre Galicia, y que ahora atribuye "a agentes externos", empezando por el Ejecutivo central. "Sabía que esto no es tan sencillo y ahora lo sufre en sus carnes", indicó Vázquez.

"Tengo el máximo respeto por Touriño, probablemente más que usted", replicó Feijóo con contundencia en su segunda intervención. Este comentario provocó que Vázquez solicitase la palabra para exigir "una rectificación" de Feijóo, pero la presidenta de la Cámara, la 'popular' Pilar Rojo, no aceptó su petición.