Mayor Oreja pide que el español sea la segunda lengua en la UE tras el inglés

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El candidato del PP a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, pidió hoy que el español sea la segunda lengua de uso tras el inglés en la Unión Europea (UE), porque "no tiene el trato que se merece en función de los millones de personas que lo hablan".

Lo propuso en respuesta a una de las preguntas de los asistentes a su conferencia en el Forum Europa, que planteaba la posibilidad de que se pueda usar el catalán en los órganos europeos. "El catalán debe ser defendido en Catalunya, pero en la UE deberíamos conseguir entendernos en una, dos o tres lenguas" de las 23 que se utilizan en el pleno, dijo.

"Imagínese si llevamos otras lenguas", exclamó Mayor Oreja, que consideró que el "gran debate" en la UE es que se dominen dos o tres lenguas, la primera de ellas el inglés, y en segundo lugar el español.

Defendió que este debe ser el reto que todos los españoles --incluidos catalanes, vascos y gallegos-- deben afrontar para convertir el español en un "gran instrumento" de comunicación de futuro de los europeos.

En su opinión, le corresponde ocupar este lugar por ser "la segunda gran lengua del mundo" --hablada "como ninguna otra" en Estados Unidos y en América del Sur--, y en cambio en la UE "no tiene el estatus que se merece en función del número de millones de personas que hablan español en el mundo".

INMERSIÓN LINGÜÍSTICA

Después de que afirmara hace unos días que la inmersión lingüística es una "inmersión en la ignorancia y en la limitación" de los alumnos catalanes, explicó una anécdota para justificar sus "convicciones personales".

Recordó que su bisabuelo en el País Vasco era amigo de Sabino Arana, pero que representaba lo contrario de lo que él pensaba, y se esforzó para que su familia dominara el castellano. "Incluso prohibió que hablaran euskera en su casa para que sus hijos hablaran bien el español", aseguró.

Así, añadió el candidato popular, su abuelo pudo dominar "con naturalidad" el euskera y el español. "Una lengua es un instrumento maravilloso para comunicarse con los demás, y yo defiendo el papel importantísimo que el español puede desarrollar en el mundo en el que vivimos", concluyó.