Mayor Oreja reivindica ante Aznar la gestión de gobierno del PP como "aval de futuro" para Mariano Rajoy

Ve "una barbaridad" el dato del paro de abril y asegura que España "no puede tener la puerta indefinidamente abierta" con la inmigración

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El ex ministro del Interior y cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, reivindicó hoy la gestión de los gobiernos del Partido Popular, que puso como "garantía" y "aval de futuro" para el actual presidente del partido, Mariano Rajoy. Además, pidió no "distraerse" con los "juegos partidistas" que plantean los socialistas ante las próximas elecciones europeas y centrarse en la solución de la crisis, que, a su juicio, es "más complicada" que la que tuvieron que afrontar en 1996.

Esta encendida defensa de aquella etapa se produjo ante el mismo ex presidente del Gobierno, José María Aznar, que presentó la conferencia que Mayor ofreció esta mañana. A este acto, organizado por el Foro Nueva Economía, acudió una nutrida representación de parlamentarios del PP.

En su discurso, Mayor Oreja reiteró que las próximas elecciones europeas reproducen en parte el escenario de las de 1994, previas a la primera victoria del PP en las elecciones nacionales, momento en el que se decía que el PP "no era capaz de afrontar la situación".

Recordó de nuevo la reciente reunión y foto del primer gabinete de José María Aznar porque "la lealtad al pasado más reciente es la mejor garantía de futuro" y porque "es un auténtico aval de futuro para confirmar que Mariano Rajoy va a poder sin duda afrontar esta situación con toda garantía", insistió.

Se termina el ciclo del Ejecutivo socialista, continuó el candidato, que dejará a España con un "déficit disparado con riesgo de sanción europea"; una "prima de riesgo propia de un país no europeo" así como "un retraso en la adaptación de las normas europeas".

La situación, añadió sin embargo Mayor Oreja, se podrá solucionar por la capacidad de la sociedad española si "se abraza la verdad y se aleja de la política mentira" del actual Gobierno. "Nuestra sociedad tiene empuje para hacerlo, necesita buenas políticas y un nuevo liderazgo", dijo.

En este contexto, el candidato europeo volvió a pedir un cambio del sistema de valores, para instaurar el esfuerzo, la honradez, el respeto o la exigencia como banderas, citó. Una "crisis moral", resumió, que va a ser a su juicio más difícil de superar que la económica.

FORTALECER ESPAÑA COMO NACIÓN

El candidato del PP advirtió contra el "falso debate" que a su juicio ha planteado el PSOE: que estas elecciones de junio no se pueden plantear "en clave nacional". "Tenemos que hablar de España en estas elecciones porque es el país más enfermo de la Unión", explicó. El dato del paro conocido hoy --"una barbaridad", dijo-- confirma que el desempleo es "la manifestación más dramática" de la crisis.

Mayor Oreja aseguró que los españoles optarán el 7 de junio entre quienes "prefieren la resignación" ante la situación y el PP, que "apuesta por otra actitud y tiene un paquete global de reformas". Y junto a las medidas económicas, aseguró que también es necesario para el país tener "un proyecto nacional", un "proyecto político común" del que carece el Gobierno socialista. Cuando España lo ha tenido, sentenció, también los resultados económicos han sido "brillantes".

El dirigente 'popular' insistió en esta idea de que para superar la situación "lo primero" que España debe hacer es "recuperar en el plano político e institucional un Estado fuerte", porque no se puede volver al "puente de mando de la Unión" si mantiene "un Estado residual, a lo que nos conduce el ciclo de Rodríguez Zapatero".

Tampoco se puede defender un mercado común europeo "y fraccionar el nacional", continuó el candidato, ni afrontar el proceso educativo de Bolonia "sin asegurar la movilidad de los estudiantes" dentro del país; no se puede reivindicar el español en la Unión, agregó, si es "maltratado" en las Comunidades Autónomas.

"No podemos presentarnos en Europa como una nación cuya identidad hoy es más bien la resta, lo que queda después de un mercadeo, de una múltiple negociación con los fenómenos nacionalistas. Una nación líder es aquella que se construye sumando. Mirando a Europa, debemos saber fortalecer a España como nación", defendió.

"SOY UN POCO ELEFANTE, PERO CEMENTERIO TODAVÍA NO".

Mayor Oreja afirmó que lo que hay que hacer es "defender los intereses de España en la UE". "Tenemos que partirnos la cara por los agricultores y ganaderos españoles, que no se ha hecho", se quejó, para señalar que antes sí se hacía y que ahora "hay mucha sonrisa y talante, pero muchos agricultores que no pueden vivir en España".

Sobre el Tratado de Lisboa, señaló que hay que poner el acento en el contenido, no en el continente. "El Tratado ni es una maravilla ni un desastre. Es un documento que vale y lo que hace falta es que se ratifique", dijo, ya que, a su juicio, es necesario "un impulso político", "aproximarse a la Europa real y abandonar la Europa virtual".

A su entender, a veces hay "mucha palabrería" y en los grandes temas "hay ausencia de la Unión Europea". Por eso, insistió en que "hace falta que la UE no sea un cementerio de elefantes" sino que vayan a Bruselas "políticos con mayúsculas". "Yo soy un poco elefante ya, pero cementerio todavía no", ironizó, provocando las risas de los asistentes.

REUNIÓN CON RUMANOS ESTA TARDE.

Por otra parte, el ex ministro del Interior abogó por encontrar "la medida y el punto" en política de inmigración compaginando "el respeto" a las personas que vienen a nuestro país con la capacidad de España para acogerlas. A su juicio, la inmigración debe ser "elemento básico de convivencia" y "expresión de la legalidad".

"Tenemos que saber las tragedias que están viviendo en estos momentos y ellos al mismo tiempo tienen que comprender que España es una nación que no puede tener indefinidamente la puerta abierta a todas las personas que quieran venir a España", declaró, al ser preguntado por la negativa de la mayoría de los rumanos que residen en España a volver a su país. Además, adelantó que esta misma tarde mantendrá una reunión con un grupo de rumanos.

En cuanto a la decisión del Gobierno de celebrar el Debate sobre el estado de la Nación antes de las europeas, Mayor señaló que "pone de manifiesto hasta que punto juegan algunos a la desesperada". "Necesitan modificar lo que hoy dicen las encuestas y juegan con el Debate sobre el estado de la Nación y su fecha", resaltó.

Dicho esto, pidió a no quedarse en ese "juego partidista" sino "elevar la mirada" y centrarse en la situación económica por la que están atravesando millones de familias españolas. "No debemos distraernos, nosotros a lo nuestro --enfatizó--. Hay que afrontar una crisis más complicada que la que tuvo que afrontar Aznar en 1996".