Meyer emplaza a Zapatero a que cuando ocupe la presidencia de turno de la UE "modifique el rumbo" de la PAC

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

El cabeza de lista de Izquierda Unida para las elecciones europeas, Willy Meyer, emplazó hoy al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, a que dentro de seis meses cuando, ocupe la presidencia de turno de la Unión Europea "modifique el rumbo y la orientación" en la Política Agraria Comunitaria (PAC) para que "se devuelva el carácter público al sector de la agro-alimentación".

Meyer, que compareció esta mañana en rueda de prensa en Pamplona junto al coordinador general de IUN, José Miguel Nuin; el candidato navarro de IUN, Santiago Marcos; y la miembro de la comisión ejecutiva del Partido de la Izquierda Europea Maite Mola; puso de relieve que en estos momentos la Unión Europea, mediante distintas reformas de la PAC, "ha desacoplado las ayudas a la producción, ha dado un carácter no público a la seguridad alimentaria y ha permitido la irrupción de las grandes trasnacionales y multinacionales en el sector de la agro-alimentación poniendo en riesgo la salud".

Por este motivo, consideró que "la mejor manera de contribuir que pandemias como la que estamos sufriendo con la gripe porcina no ocurran" es "modificar radicalmente la orientación de la Política Agraria Comunitaria para recuperar todo lo que significa la inversión y las ayudas directas a la producción protegiendo al sector de la agro-alimentación".

Así, defendió que Rodríguez Zapatero "debería comprometerse, como medida drástica para evitar posibles pandemias, a anunciar que siendo presidente de turno de la Unión Europea impulsará un cambio en la PAC para devolver de nuevo ese carácter público a todo lo que es el sector de la agro-alimentación".

En este sentido, expuso que en el próximo periodo van a reclamar que "se vuelva a abrir un chequeo médico para rescatar de nuevo todo lo que son las ayudas a la alimentación". "Tenemos un problema muy serio en estos momentos que es la diferencia de precios abismal entre el precio de origen y el precio que llega al consumidor", censuró.

Por último, criticó que todavía no han recibido una respuesta por parte de los cabezas de lista del PP y PSOE de una carta certificada que les mandaron desde Izquierda Unida para "emplazarles a un compromiso político y cívico, para que en esta campaña sean los ciudadanos quienes decidan las propuestas de cara a Europa". "Está claro que los temas de corrupción están dando un carácter diferente a la campaña, pero estamos en un calendario que exige a las fuerzas políticas explicar sus propuestas", añadió.

IGUALDAD DE LA MUJER

Por su parte, Maite Mola, miembro de la comisión ejecutiva del Partido de la Izquierda Europea, puso de relieve que uno de los principios fundamentales cuando se construyó la Unión Europea era conseguir "la igualdad entre hombres y mujeres", objetivo que, según dijo, es "uno de los temas fundamentales para Izquierda Unida" en el Parlamento europeo.

Mola explicó que en el programa de su formación hay diez puntos que se refieren al tema de igualdad, entre los que se encuentran el tema del aborto, la violencia doméstica y la situación de las mujeres en el mercado laboral.

En cuanto al aborto, propuso que se realice una ley de plazos a nivel europeo para que así se "amplíen los plazos" y pueda realizarse la interrupción voluntario del embarazo a partir de la semana 22 "si peligra la vida de la mujer". Respecto a la violencia doméstica, Mola reclamó que se realice una ley europea basada en la "prevención", y exigió que se recoja como un derecho a nivel europeo que la mujer reciba "por el mismo trabajo el mismo sueldo que los hombres".

POLÍTICAS ECONÓMICAS

Por otro lado, el candidato navarro de IUN a las elecciones europeas, Santiago Marcos, censuró las políticas económicas y neoliberales que "se han venido aplicando en Europa durante estas tres últimas décadas" que "han sido apoyadas tanto por la derecha como por los socialistas europeos que son responsables de la crisis y el paro que hoy sufren millones de trabajadores".

Ante esta situación, Marcos aseguró que "existe una alternativa y un futuro diferente y mejor en la izquierda". En su opinión, Europa "debe ser capaz de trasladar y representar ante el mundo un proyecto impulsor de la paz, de la defensa de los derechos humanos y de las aberraciones internacionales asentadas en la injusticia".

Sin embargo, censuró que "hasta el día de hoy" esta idea "sigue siendo un sueño muy alejado de la realidad", ya que, según manifestó, "la derecha y los partidos europeos se han dado mucha prisa y han sido muy eficaces a la hora de construir la Europa del dinero y del neoliberalismo económico, pero no han hecho nada real y efectivo para convertir a la UE en un referente en el mundo de defensa de la paz y de la justicia".

"¿Qué ha hecho Europa para defender al pueblo palestino de Gaza frente a la agresión del todopoderoso ejercito israelí?, ¿qué ha hecho Europa para defender al pueblo saharaui que soporta 34 años de exilio y de ocupación marroquí", se preguntó.

Por este motivo, defendió que "se rescate el proyecto europeo de quienes lo tienen secuestrado y sólo se preocupan de sus negocios para ponerlo al servicio de todos los ciudadanos, de los trabajadores y de todos aquellos que soportan represión y muerte a penas media hora de nuestras fronteras".

En esta línea, el coordinador general de IUN, José Miguel Nuin, insistió en la idea de que Izquierda Unida se presenta a las elecciones europeas como "una alternativa frente a los responsables materiales e intelectuales" de la crisis económica, que son "la derecha y el PSOE".