Militares italianos matan a una niña afgana de doce años, según su familia

HERAT, 3 (EUROPA PRESS)

Tropas italianas dispararon hoy contra un vehículo en el oeste de Afganistán y mataron a una menor afgana e hirieron a tres familiares de la niña, según informaron fuentes de la propia familia de la víctima. El Ejército italiano confirmó el incidente, pero sostiene que el vehículo circulaba a gran velocidad en dirección contraria a la de los tres vehículos militares italianos y que ignoró las señales de advertencia de los militares, según recoge la prensa italiana.

"Dado que el vehículo continuaba corriendo, pese a las señales y disparos de advertencia, los soldados abrieron fuego apuntando al motor", indicó un portavoz militar italiano por vía telefónica desde Herat. "Se ha iniciado una investigación. No está clara la forma exacta en la que murió la niña", explicó.

Precisamente en la provincia de Herat se encuentra desplegado parte del contingente español que forma parte de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF), en la que España participa con más de 700 efectivos.

La grabación de una cámara realizada tras el incidente muestra un coche Toyota blanco con las lunas laterales y trasera destrozadas y su chapa acribillada con agujeros de bala. El cadáver de la niña, llamada Behnooshahr, fue trasladada a un hospital de Herat.

"Súbitamente escuché un fuerte estallido sin saber lo que era, pero vi que mi hija estaba muerta y mi familia gravemente herida", declaró el padre de la niña, Ahmadi, originario de la vecina provincia de Farah, situada al sur de Herat. Ahmadi rechazó dar su apellido.

Ahmadi explicó que el convoy militar iba detrás de él y que no pudo ver ni escuchar señal alguna de que frenase o se apartara. Tras los disparos el convoy siguió su camino y ninguno de los vehículos se paró para que se pudiera prestar asistencia a los heridos, dijo.

Un médico del hospital de Herat en el que fue atendida la familia afgana manifestó su estupefacción por la gravedad de las heridas de la niña fallecida. "Su cabeza casi estaba seccionada del cuello", dijo.

El comandante del contingente italiano en Afganistán, el general Rosario Castellano, insistió en que ya se ha iniciado una investigación, pero aseguró que los militares italianos adoptaron todas las medidas establecidas para este tipo de casos como son los avisos primero con señales luminosas y luego con disparos de advertencia.

El ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, manifestó su "profunda consternación" por el incidente, según un comunicado del Ministerio. "El ministro expresa su profundo pesar por las víctimas inocentes de una situación trágica que los extremistas y terroristas, desgraciadamente, han creado en este país".